No la mató su marido sino un alce

Ingemar Westlund
Image caption En un principio Ingemar Westlund fue acusado del asesinato de su mujer.

La policía sueca retiró los cargos que pesaban sobre un hombre que presuntamente había asesinado a su esposa, después de que análisis forenses determinaran que el culpable de la muerte de la mujer había sido probablemente un alce.

En septiembre de 2008 Ingemar Westlund, de 68 años, encontró el cuerpo de su esposa Agneta, de 63, en un lago cercano a la localidad de Loftahammer.

Tras el hallazgo, la policía arrestó al hombre y le mantuvo detenido durante 10 días.

Ahora las autoridades han exculpado a Westlund, después de que los forenses hallaran cabello y saliva de alce en las ropas de la fallecida.

"Mi familia y yo hemos estado viviendo una pesadilla", le dijo el hombre al diario Expresen.

Animal tímido

Image caption El alce europeo es un animal habitualmente tímido, que suele huir en presencia de humanos.

Según explica el corresponsal de asuntos europeos de la BBC, Sam Wilson, la última vez que se vio con vida a la mujer, ésta había salido a pasear su perro por el bosque.

Cuando la mujer no regresó a casa, su esposo salió a buscarla.

Se espera que la policía sueca ofrezca una rueda de prensa la semana próxima para dar detalles del caso.

El alce europeo es un animal habitualmente tímido, que suele huir en presencia de humanos. La Radio Internacional de Suecia informó que pueden ponerse agresivos tras comer las manzanas fermentadas que caen de los árboles en los jardines.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.