Buscan al asesino de policías en EE.UU.

Un equipo de policías buscando al asesino de cuatro agentes en Seattle
Image caption Las autoridades registraron la casa del principal sospechoso, pero no le hallaron allí.

La policía busca en Estados Unidos al presunto asesino de cuatro agentes durante una emboscada que tuvo lugar este domingo en Parkland, en el estado de Washington, a 65 km de Seattle.

Bret Farrar, jefe de policía de la ciudad de Lakewood, de donde eran los agentes, prometió que encontrarían al culpable y que sería llevado ante la justicia.

Las fuerzas de seguridad buscan a un hombre de raza negra, vestido con un abrigo negro y jeans azules, informó Imtiaz Tyab, corresponsal de la BBC en Washington.

Por el momento, el principal sospechoso del tiroteo, que tuvo lugar en una cafetería y que las autoridades calificaron como una "emboscada innegable", es Maurice Clemmons, que tiene un largo historial criminal y fue acusado recientemente de asaltar a un oficial de policía, según los medios locales.

Varios miembros del SWAT (las fuerzas especiales) rodearon la casa donde supuestamente se escondía Clemmons. Los testigos del operativo dijeron haber escuchado disparos, cristales rotos y explosiones, aunque el sospechoso no se encontraba en la casa.

Según el periódico Seattle Times, la policía también le busca en el campus de la Universidad de Washington.

¿Vivo o muerto?

Image caption La policía cree que este hombre podría ser quien asesinó a los cuatro agentes.

Este lunes, los detectives encargados del caso dijeron que el presunto asesino podría haber resultado herido en el ataque, que se produjo mientras las víctimas se encontraban trabajando con sus computadoras en el local.

"No sabemos si está todavía vivo", dijo el vocero del sheriff del condado de Pierce, Ed Troyer, a la cadena de televisión CBS.

"Si no está vivo es porque sucumbió a la herida que recibió ayer (por el domingo), mientras peleaba con un policía, que pudo dispararle antes de resultar muerto", aseguró.

El personal médico debe estar alerta para cualquier persona que solicite tratamiento por una herida de bala aunque diga que fue accidental, alertó la policía.

El jefe Bret Farrar también explicó en una conferencia de prensa que había visitado a las familias de los agentes muertos (el sargento Mark Renninger y los oficiales Ronald Owens, Tina Griswold y Greg Richards).

"Es lo más duro que he hecho en mi vida y espero no tener que volver a hacerlo nunca", lamentó. "Superaremos esto, a pesar de que está siendo un momento muy difícil para nosotros y las familias".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.