Irán detiene a navegantes británicos

"Kingdom of Bahrain"
Image caption El yate en el que iban los británicos.

Irán dijo que los cinco británicos que corrían una regata entre Bahrein y Dubai y que fueron detenidos por haber violado aguas territoriales iraníes serán tratados con "firmeza" si se descubre que tenían malas intenciones.

La detención de los navegantes ocurrió el miércoles pasado, pero la Cancillería británica lo confirmó recién este lunes por la noche.

En un comunicado, el órgano admitió que el yate inglés pudo "haber atravesado inadvertidamente las aguas iraníes".

El velero "Kingdom of Bahrain", del equipo de regatas Pindar, iba tripulado por los cinco británicos y fue retenido por guardacostas iraníes cuando iba de camino a la regata Dubai-Muscat, precisó el ministerio de Relaciones Exteriores británico.

La agencia semioficial de noticias iraní Fars reconoció por primera vez este martes la captura de los navegantes en el Golfo Pérsico.

Según la agencia, el jefe de gabinete iraní, Esfandiar Rahim-Mashaie, confirmó la detención y afirmó que si se comprueba que tuvieran malas intenciones se los castigará de manera "seria y firme".

Como explica el corresponsal de la BBC en Teherán, Jon Leyne, la advertencia no es menor, teniendo en cuenta que Mashaie es el colaborador más cercano del presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, de línea dura, y en cierta medida su mentor.

Este mismo martes, el canciller británico David Miliband dijo a la BBC que su país no mantiene ninguna "confrontación" con Irán a causa de la detención, que es un asunto "puramente consular".

"Ciertamente, no hay ninguna confrontación ni discusión. Por lo que sabemos estas personas están siendo bien tratadas, y eso es correcto y es lo que esperamos de un país como Irán", declaró Miliband a la BBC.

"Tenemos entendido que el Gobierno iraní está investigando el incidente, que es perfectamente razonable, e intentaremos solucionarlo pronto", agregó.

Miliband dijo que su gobierno está en contacto con autoridades iraníes en Teherán y Londres.

Antecedentes

Londres procura manejar el incidente con discreción para evitar un escándalo como el que hubo en 2007, con la detención de 15 marinos británicos que supuestamente habían entrado en aguas iraníes y que fueron atrapados y exhibidos en televisión durante 13 días por las autoridades de ese país.

Image caption Cuatro de los cinco tripulantes.

Los británicos fueron liberados después de que el presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, les concediera el "perdón".

En junio del 2004, ocho marinos de la Armada británica fueron detenidos por tres días en Irán mientras iban a Irak y también fueron mostrados en la televisión.

Tres montañeros estadounidenses que fueron detenidos tras cruzar la frontera de Irán "por accidente" aún permanecen cautivos y serán juzgados por espionaje.

La detención se produce en medio de tensiones bilaterales entre Reino Unido Irán por el controvertido plan nuclear de Teherán, al que Occidente se opone por temor a que sea usado para fabricar armas atómicas.

Tras las cuestionadas elecciones iraníes de este año, Teherán acusó a Londres de interferir en las protestas contra el presidente Ahmadinejad y condenó por espionaje a uno de los empleados iraníes de la embajada de británica en Teherán.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.