Irán liberó a los navegantes británicos

La radio estatal iraní informó este miércoles que el gobierno de ese país ha liberado a los cinco británicos que corrían una regata entre Bahrein y Dubai y detenidos hace una semana por haber violado aguas territoriales iraníes.

Image caption Cuatro de los cinco tripulantes.

Tras unas horas de incertidumbre entre el gobierno británico y los familares de los navegantes, la noticia fue confirmada por la cancillería del Reino Unido, que informó en un comunicado que los cinco serán recibidos por un representante de la compañía de navegación.

Se cree que los deportistas entraron sin querer a aguas iraníes, en el Golfo Pérsico, mientras corrían una regata de Bahrein a Dubai.

La noticia se conoce horas despúes de que el canciller británico, David Miliband, se comunicara con su homólogo iraní.

La agencia de noticias oficial de Irán, IRNA, informó que los detenidos habían sido puestos en libertad luego de que las autoridades los interrogaran y establecieran que habían ingresado en aguas iraníes "por error".

En el comunicado divulgado por la radio estatal, la Guardia Revolucionaria (fuerza elite de los cuerpos de seguridad iraníes) informó que "luego de llevar a cabo una investigación y de interrogar a los cinco navegantes británicos, quedó claro que su ingreso ilegal se trató de un error".

"Luego de obtener las garantías necesarias, se ha decidido liberarlos".

"Como un rayo"

Según Jon Leyne, corresponsal de la BBC en Irán, la investigación fue rápida como un rayo respecto a los parámetros iraníes.

Por su parte, el corresponsal de la BBC en Bahrein, Christian Fraser, señala que aún hay mucha incertidumbre entre los familiares.

Image caption El yate en el que iban los británicos.

Fraser se comunicó con la esposa de David Bloomer, uno de los marineros, que vive en Bahrein, y ésta le dijo que aún no había recibido ninguna confirmación de la liberación.

El velero "Kingdom of Bahrain", del equipo de regatas Pindar, iba tripulado por Luke Porter, Oliver Smith, David Bloomer, Oliver Young y Sam Usher, y fue retenido por guardacostas iraníes cuando iba de camino a la regata Dubai-Muscat.

Aunque la detención se produjo el miércoles 25 de noviembre, el gobierno británico recién lo confirmó este lunes, mientras que la agencia semioficial de noticias iraní Fars lo hizo este martes.

El gobierno iraní había anunciado que los detenidos serían tratados con "firmeza" si se descubría que tenían malas intenciones.

No es la primera vez que Irán detiene a británicos por navegar ilegalmente sus aguas. En 2007, apresó a 15 marinos británicos que supuestamente habían entrado en aguas iraníes y que fueron atrapados y exhibidos en televisión durante 13 días por las autoridades de ese país.

En junio del 2004, ocho marinos de la Armada británica fueron detenidos por tres días en Irán mientras iban a Irak y también fueron expuestos en la televisión.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.