Jornada de protesta y "choques" en Irán

Miembros de la oposición protestan en la Universidad de Teherán, 7 de diciembre de 2009
Image caption La Universida de Teherán fue el foco de las protestas.

El movimiento de oposición al presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad salió de nuevo a las calles de Teherán este lunes, pese al fuerte dispositivo policial desplegado por el gobierno.

Según testigos, la jornada no estuvo exenta de enfrentamientos. Hay informes de que la policía antimotines realizó decenas de arrestos, utilizó gases lacrimógenos y realizó disparos al aire cerca del principal punto de protesta, en el centro de la ciudad.

Un medio de comunicación oficial confirmó que sí hubo choques, aunque los detalles no pudieron ser verificados de forma inmediata debido al veto impuesto a los medios extranjeros.

El enfrentamiento entre fuerzas antimotines y manifestantes tuvo lugar, según versiones de testigos, en la Plaza Asr Square, en las inmediaciones de la Universidad de Teherán.

La Universidad había sido rodeada por policías antidisturbios, que trató de impedir que se expandieran las manifestaciones convocadas por la oposición.

Los opositores utilizaron la celebración anual del Día del Estudiante para volver a sacar a la luz su rechazo al presidente Ahmadinejad.

El Día del Estudiante conmemora el asesinato de tres universitarios en 1953 bajo el gobierno del Shah durante una manifestación antiestadounidense.

Vetos

El corresponsal de la BBC en Teherán, Jon Leyne, dijo que escuchó informes de diversas fuentes respecto de que la policía había realizado disparos, incluso sin provocación.

Las autoridades iraníes afirman que la policía no usa balas reales contra manifestantes.

Image caption Desde el mes de junio, la oposición no ha dejado de protestar contra el proceso electoral.

Un sitio de internet reformista, Mowjcamp, señaló que las fuerzas de seguridad habían disparado al aire para dispersar a la gente reunida en la Plaza Enqelab.

De acuerdo con algunos residentes en la capital iraní, la conexión a internet estuvo restringida y se limitó el acceso a las páginas web vinculadas con la oposición. Los correos electrónicos estaban bloqueados.

Las autorizaciones de prensa fueron revocadas entre el 7 y el 9 de diciembre y los periodistas recibieron órdenes de no abandonar sus oficinas.

A lo largo de los últimos meses, el gobierno iraní ha reprimido las manifestaciones de los seguidores de la oposición, que no han dejado de protestar desde las disputadas elecciones de junio.

Ante la prohibición de realizar actos contrarios al gobierno, recientemente, los opositores están intentando utilizar las manifestaciones oficiales para difundir su mensaje.

Tras las elecciones del pasado junio, Irán fue escenario de las más grandes movilizaciones de protesta desde la Revolución Islámica en 1979.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.