Blair: sacar a Hussein "fue lo correcto"

Tony Blair
Image caption Blair dijo que, sin armas de destrucción masiva, se habrían empleado "argumentos diferentes".

El ex primer ministro británico Tony Blair dijo que "sacar del poder a (el ex presidente de Irak) Saddam Hussein fue lo correcto".

En una entrevista que ofreció a un programa de la BBC que se emitirá el próximo domingo, Blair aseguró que lo que le hizo estar a favor de invadir Irak en 2003 fue "el riesgo que Hussein representaba para la región".

Tony Blair considera que "habría estado justificado sacar del poder" al ex presidente iraquí Saddam Hussein incluso si no hubiera habido evidencias de que éste disponía de "armas de destrucción masiva".

El ex mandatario también señaló que sin los argumentos de la existencia de las armas de destrucción masiva, hubiera sido necesario "usar unos argumentos diferentes sobre la naturaleza de la amenaza".

En septiembre de 2002, pocos meses antes de la invasión de la nación árabe, el gobierno británico hizo público un dossier que contenía la afirmación –ahora desacreditada- de que Irak podría utilizar armas de destrucción masiva en tan sólo 45 minutos.

Preguntado sobre si había sido la creencia de que Saddam poseía esas armas la que le había hecho inclinarse a favor de la guerra, Blair aseguró que la razón fue "la noción de él como amenaza para la región, de lo que el desarrollo de armas de destrucción masiva era un factor".

"No estaríamos mejor con él"

"Había habido 12 años de tira y afloja en Naciones Unidas sobre el asunto" de las armas iraquíes y Hussein "usó armas químicas sobre su propia gente, así que obviamente esto era lo que tenía yo en mente", aseguró el ex premier en la entrevista concedida al programa de la BBC "Fern Britton meets...".

Image caption George W. Bush encontró en el ex primer ministro británico uno de sus principales aliados.

"Realmente no puedo creer que pudiéramos estar mejor con él (Sadam) y sus dos hijos al mando, pero es difícil", afirmó Blair.

"Comprendo a la gente que estaba en contra (de la guerra) por razones perfectamente correctas y que aún están en contra, pero, para mí, al final, tenía que tomar la decisión".

En la entrevista Blair también dijo ser consciente de que algunas familias de militares le culpan de la muerte de seres queridos, aunque insistió en que pueden estar orgullosos del sacrificio de los suyos.

Según el ex mandatario, muchos de los que han perdido a seres querido en Irán y Afganistán "a menudo están orgullosos de lo que sus hijos han hecho y de la causa en la que lucharon".

Fe cristiana

En su diálogo con la BBC, Blair también negó que su fe cristiana hubiera tenido nada que ver a la hora de tomar la decisión de invadir Irak, aunque explicó que sí le dio fuerzas para resisitir la presión durante el conflicto.

"Pienso verdaderamente que una decisión así, tienes que tomarla, tienes que encontrar lo que tú crees que es lo correcto", explicó.

"Creo que a veces la gente piensa que mi fe tuvo una relación directa en alguna de esas decisiones. Realmente no fue así", concluyó.

Se espera que a principios del año próximo Tony Blair comparezca ante los miembros de la comisión de investigación que está en marcha en el Reino Unido para determinar las circunstancias que hicieron que el gobierno británico se involucrara en la guerra de Irak.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.