Brown promete nuevo empuje en Afganistán

Gordon Brown y Hamid Karzai
Image caption Brown y Karzai descartaron que hubiera un distanciamiento entre ambos.

El primer ministro británico, Gordon Brown, prometió este domingo un nuevo empuje en contra del Talibán, durante una visita sorpresa a Afganistán.

Brown sostuvo conversaciones con el presidente afgano, Hamid Karzai, en una base aérea en Kandahar y posteriormente se reunió con las tropas británicas desplegadas en ese país.

El premier dijo que los próximos meses serán "críticos" e instó al gobierno de Afganistán a tener un mayor rol al enfrentar al Talibán.

Además, insistió en que las fronteras afganas son "el epicentro del terrorismo global" y las operaciones allí estaban directamente vinculadas a la seguridad en las calles británicas.

Soldados afganos

Brown y Karzai ofrecieron enviar 10.000 soldados afganos adicionales para que sean entrenados a la provincia de Helmand, donde se encuentra la mayoría de las tropas británicas.

También se anunció el despliegue de otros 10.000 policías afganos en Helmand y Kandahar.

Al ser preguntado sobre el tema de la corrupción en la administración de Kabul, Brown respondió que Karzai presentaría sus planes, que incluyen mejoras en el gobierno, durante una conferencia en Londres que se realizará en enero.

Un corresponsal de la BBC indicó que anteriormente el premier británico había asumido una línea dura frente al presidente afgano en torno al tema de la corrupción y al incremento del número de tropas afganas.

Sin embargo, en una rueda de prensa conjunta, Brown y Karzai descartaron que hubiera un distanciamiento entre ambos.

El primer ministro británico dijo que "mantenía la mejor de las relaciones2 con Karzai, mientras que su homólogo afgano aseguró que se sentía "feliz y honrado" de poder llamar amigo a Gordon Brown.

Lea: visita sorpresa de Gates a Afganistán

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.