Haidar vuelve a casa

Aminetu Haidar, antes de subir al avión de regreso a El Aaiún.

Este jueves, la activista saharaui Aminatu Haidar regresó a la localidad de El Aaiún en Sáhara Occidental -territorio bajo el control de Marruecos- luego de más de un mes en huelga de hambre.

La mujer partió en un avión español desde la isla de Lanzarote, en España, donde había permanecido 32 días en una protesta buscando que se le permitiera volver a Sáhara Occidental, tras ser expulsada de ahí por las autoridades marroquíes el 14 de noviembre.

Haidar es una activista del movimiento que busca independizar a Sáhara Occidental de Marruecos.

Lea también: España no "dejará morir" a Haidar

El traslado se llevó a cabo en compañía del médico que la atendió en las primeras semanas de huelga y de su hermana Laila.

Una "victoria"

Un día antes del traslado, Haidar había sido llevada a un hospital.

Al abandonar el centro asistencial en Lanzarote, la independentista dijo a la prensa que su caso es "la victoria" del derecho internacional, los derechos humanos y la causa saharaui.

El pasado 13 de noviembre Haidar fue detenida en el aeropuerto de El Aaiún, cuando regresaba de recibir un premio en Nueva York en un vuelo procedente de Las Palmas de Gran Canaria, tras escribir en el formulario policial de entrada que su país es el Sáhara Occidental y no Marruecos.

En ese momento las autoridades marroquíes le retuvieron el pasaporte, la interrogaron durante varias horas y luego la embarcaron de regreso a España.

Lea también: Una huelga reaviva conflicto saharaui

El jueves, un comunicado desde el Elíseo, sede de la presidencia de Francia, confirmó que el gobierno marroquí había accedido a devolver su pasaporte a Haidar.

Aunque no han trascendido detalles de las negociaciones que allanaron el camino del regreso de Haidar, la periodista de la BBC Sarah Rainsoford indicó que Francia, España y Estados Unidos habrían estado involucrados en las conversaciones con Marruecos.

"Complacidos"

Ante el reingreso de Haidar a su ciudad, el gobierno de Estados Unidos dijo estar "contento" con la decisión de Marruecos.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, afirmó: "Este gesto humanitario es un reflejo del verdadero espíritu y generosidad del gobierno y pueblo de Marruecos, y subraya la urgencia de encontrar una solución permanente para el conflicto de Sáhara Occidental", dijo Clinton.

"Me complace la noticia de la decisión tomada por el gobierno de Marruecos".

Además recordó que Haidar fue ganadora del premio de Derechos Humanos 2008, Robert F. Kennedy.

A Haidar se le impidió el ingreso a su localidad natal al regreso de recibir dicho premio.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.