Berlusconi sale del hospital

Silvio Berlusconi
Image caption El mandatario pasará sus dos semanas de reposo en su casa de Milán.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, fue dado de alta este jueves del hospital San Raffaelle, donde ingresó tras el ataque que sufrió el fin de semana en Milán, en el cual sufrió fractura de la nariz y la pérdida de dos dientes.

Su portavoz, Paolo Bonaiuti, informó que el mandatario ha tenido mucho dolor y problemas para comer, pero que pasó una noche "más serena".

Silvio Berlusconi salió a las 11.50 hora local del centro hospitalario. Con la cara vendada saludó a los medios de comunicación desde el interior del auto oficial y sin bajar el cristal de la ventana.

El primer ministro canceló todos sus compromisos y pasará las próximas dos semanas recuperándose en su casa de las afueras de Milán.

"Dolor persistente"

El agresor Massimo Tartaglia, de 42 años, utilizó una réplica en miniatura de la catedral de Milán para golpear al jefe del gobierno cuando el domingo estaba saludando a sus simpatizantes y firmando autógrafos.

Con la cara sangrando, Berlusconi saludó al público justo antes de que se lo llevaran al hospital donde permaneció ingresado durante los últimos cuatro días.

El miércoles, el jefe del departamento de Reanimación del hospital San Raffaelle en Milán, Alberto Zangrillo, había dicho que las condiciones del mandatario no eran "preocupantes". No obstante decidieron dejarlo ingresado una noche más debido a que se quejaba de un "dolor persistente".

Tartaglia, con un largo historial médico de enfermedad mental, le pidió disculpas al jefe de gobierno por su "su cobarde arrebato". Sin embargo, permanece bajo custodia por orden judicial.

Batalla en la red

Image caption El ataque de Berlusconi ha reavivado el debate sobre libertad de expresión.

Las lesiones de Berlusconi provocaron la simpatía del público, pero en el ciberespacio afloraron grupos a favor de Tartaglia.

El corresponsal de la BBC en Milán, Mark Duff, dijo que los grupos que se están creando en redes sociales como Facebook sobre el ataque del mandatario reavivan el debate sobre la libertad de expresión en Italia.

Al respecto el ministro de Interior, Roberto Maroni, adelantó que en la agenda ministerial existe una propuesta de ley que permitirá a los magistrados retirar de internet las páginas que inciten o defiendan la violencia.

El periódico italiano de centro derecha Corriere della Sera informó que la medida, promovida por Maroni, además podría convertir en permanente la prohibición a que grupos opuestos se manifiesten en la misma calle. Hasta ahora sólo se aplica 30 días antes de las elecciones.

Según el Corriere, el ministro está determinado a conseguir que se apruebe esta ley debido "a la amargura en que recientemente ha entrado el debate político y por la creciente campaña en contra del primer ministro que, en algunos casos, va más allá de las reglas del debate democrático".

Contra Berlusconi

El corresponsal de la BBC explica que ésta no es la primera vez que las redes sociales italianas han expresado una opinión "mal vista por los principales medios" del país.

"En octubre, el gobierno amenazó con cerrar un grupo en Facebook llamado 'vamos a matar a Berlusconi' por incitación de la violencia", recuerda Duff.

Silvio Berlusconi ha estado bajo presión en los últimos meses. Su vida privada ha sido el centro de escándalos con alegaciones de haber tenido relaciones con prostitutas y con la demanda de divorcio de su esposa.

El mandatario también ha negado acusaciones que lo vinculan con la mafia italiana, al tiempo que los casos criminales en su contra vuelven a entrar en efecto después de que se quedara sin inmunidad.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.