EE.UU. y Rusia "cerca" de acuerdo nuclear

Dmitry Medvedev, presidente de Rusia (izq.) y Barack Obama, presidente de EE.UU
Image caption Un funcionario del Kremlin aclaró que las negociaciones continuarán durante el mes de enero.

Estados Unidos y Rusia están "bastante cerca" de cerrar un acuerdo sobre un nuevo tratado de desarme nuclear, según dijo este viernes desde Copenhague el presidente estadounidense Barack Obama.

Tras reunirse en la capital danesa con su homologo ruso, Dimitri Medvedev, Obama aseguró que se han producido "excelentes progresos" sobre el tratado de desarme que debe sustituir al Tratado de Reducción de Armas Estratégicas de 1991 (START-1, por sus siglas en inglés), el cual venció el pasado 5 de diciembre.

Por su parte, Medvedev agradeció al presidente estadounidense que sea "un socio efectivo" y aseguró que en lo que respecta al nuevo acuerdo "nuestras posiciones están muy próximas".

El mandatario ruso resaltó que tan sólo persisten algunas diferencias en "detalles técnicos".

Tras las declaraciones de Obama y Medvedev, un funcionario del Kremlin aclaró que las negociaciones sobre el tratado de desarme continuarán durante el mes de enero.

Al parecer, en estos momentos las principales diferencias se encontrarían en los procedimientos de verificación de los arsenales nucleares.

Negociaciones

Barack Obama y Dimitri Medvedev acordaron en julio pasado reducir el número de cabezas nucleares de sus países a una cifra entre las 1.500 y las 1.675 en un periodo de siete años, como parte del nuevo tratado.

Desde noviembre, delegados de Washington y Moscú han estado negociando en Ginebra, Suiza, los detalles del acuerdo, que se esperaba estuviera listo antes del 5 diciembre, fecha en la que expiraba el STARS-1.

Ese tratado fue firmado en 1991 por el entonces presidente estadounidense George Bush y el ex presidente soviético Mijail Gorvachov.

Según explicó en su momento el corresponsal de la BBC en Washington, James Coomarasamy, el nuevo acuerdo supone un paso muy modesto contra la proliferación nuclear, sobre todo comparado con el STARS-1.

Sin embargo, señaló Coomarasamy, los tiempos han cambiado y ahora la meta de la administración Obama no es la de prevenir una guerra con Rusia, sino conseguir su apoyo para desarmar a otras naciones con ambiciones nucleares como Irán o Corea del Norte.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.