Judíos en Yemen: comunidad en "peligro"

Líderes judíos en Yemen aseguran que quedan en el país tan sólo 370 judíos y que cada vez va a haber menos.

Image caption Según los historiadores, la presencia de judíos en Yemen se remonta al siglo VI.

En meses recientes, funcionarios estadounidenses y organizaciones judías han estado sacándolos de Yemen porque, según afirman, es demasiado peligroso que se queden.

En 2008, un hombre que profesa esta religión fue asesinado en las afueras de su casa, a la vez que muchos otros fueron amenazados.

El rabino Yusuf Mose Salem llegó a la capital yemení, Sanaa, luego de huir de su hogar en el norte del país.

Se lo ve completamente quebrado. Cada vez que habla, llora.

"Nos advirtieron que si no nos íbamos en siete días nos iban a matar", le cuenta a la BBC, en referencia a los militantes rebeldes chiitas del norte del país.

"Nos destrozaron la casa, la dejaron al nivel del piso. Nos dejaron sin nada, nos fuimos con lo que teníamos puesto".

Pero, a pesar de las lágrimas, el rabino está determinado a aguantar y a mantener viva una tradición que se originó hace miles de años.

"Operación Alfombra Mágica"

Según el historiador Tim Mackintosh Smith, la presencia de los judíos en Yemen se remonta al siglo VI.

"Lo sabemos porque hubo un rey judío aquí, Dhu Nuwas", indica.

Mackintosh Smith sostiene que la creación del estado de Israel quebró la base de la comunidad en Yemen.

Luego de las redadas anti-judías en Yemen a fines de los '40, decenas de miles de judíos-yemeníes fueron evacuados hacia Israel a través de un sistema de transporte aéreo internacional conocido como "Operación Alfombra Mágica".

Algo similar, pero a menor escala, está ocurriendo ahora.

Grupos judíos en Estados Unidos han recolectado US$750.000 para sacar a los judíos-yemeníes del país, como parte de una iniciativa del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Israel también está organizando vuelos, y este año ya ha partido alrededor del 20% de los judíos que quedan en Yemen.

No hay futuro

Pero no todos los judíos de Yemen piensan que el dinero está siendo bien gastado.

Image caption Mose Salem está determinado a mantener viva una tradición que se originó hace miles de años.

El rabino Yusuf Jaish dice que la plata recolectada en Estados Unidos debería ser invertida en la conservación de su comunidad en el país árabe.

"Si la gente nos quiere apoyar, deberían ayudarnos con las escuelas y en los matrimonios, pero no ayudarnos a abandonar el país".

Y sostiene que quiere que se detengan los vuelos gratis a Estados Unidos.

"No quiero que los judíos dejen el país, y los judíos no quieren irse. Esta ayuda nos está dañando", remarca.

Pero los organizadores del puente aéreo piensan que es hora de aceptar lo inevitable.

Yahya Ya'ish, presidente de la Federación Judío Yemení de Estados Unidos, indica que no le ve mucho futuro a la comunidad en Yemen.

"Se ha vuelto muy peligroso", asevera.

"Estamos trabajando muy estrechamente con ellos para tratar de conseguir a los que quedan allá, y que están interesados en irse, por supuesto, para llevarlos adonde quieran ir".

"Discriminación"

Shaukat Khanies es uno de los que tomaron la decisión de irse.

Tres meses atrás se mudó con su esposa y nueve hijos a Nueva York.

"Había algunos ignorantes, musulmanes que practican la discriminación. Hubo algunos asesinatos. Era inseguro, por eso nos fuimos".

Él también dice que la vida en Yemen era difícil: "No teníamos a nadie que cuide a los niños en el colegio, y ni siquiera podíamos conseguir carne cortada adecuadamente. No había nadie que se ocupara de las bodas".

Khani asegura ser muy feliz ahora que está en Estados Unidos: "Aquí hay judíos, y colegios para nuestros hijos y hospitales para los enfermos".

"Dios bendiga a Estados Unidos. Nos han tratado tan bien en tantos aspectos de nuestras vidas. Le dan a las personas lo que pidan".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.