China enfrentó más desórdenes

China está afrontando graves problemas sociales como nunca antes en su historia reciente, revela una investigación.

Image caption El informe señala que se ha reportado un 15% más de casos criminales que en 2008.

En su informe anual sobre los problemas sociales, la Academia China de Ciencias Sociales indica que en 2009 hubo más crisis sociales y que el crimen ha aumentado en el país, a pesar de una campaña nacional para fortalecer la estabilidad social.

El editor de la BBC para Asuntos Chinos, Shirong Chen, señala que el informe suena a una severa advertencia para los políticos.

Y los conflictos han registrado un aumento, también a pesar del continuo crecimiento económico que ha redundado en más puestos de trabajo.

Los autores del estudio creen que se debe al profundo resentimiento que se ha ido acumulando en las décadas recientes debido, según ellos, a la injusticia y al abuso de poder del gobierno en varios niveles.

Los investigadores citan seis grandes protestas populares, desde huelgas de conductores de taxis hasta desórdenes que involucraron a decenas de miles de personas en el centro del país en junio pasado.

Esto no incluye las manifestaciones de principios de julio en Xinjiang, en el noroeste de China, donde casi 200 personas murieron.

Papel de internet

Además, las cifras oficiales que van de enero a octubre muestran un registro de 4,43 millones de casos criminales, un incremento del 15% con respecto a 2008.

El reporte indica que algunas de las políticas llevadas a cabo por el gobierno han impedido la distribución de los beneficios del desarrollo económico.

La brecha entre las zonas rurales y las urbanas se ha agrandado. Y el fenomenal crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) se ha conseguido a expensas de la población rural, el medio ambiente y la cohesión social, de acuerdo al estudio.

"Un informe muy crítico al lema de las autoridades de construir una sociedad armoniosa", acota el editor de la BBC.

Pero un rayo de esperanza surge del reporte, agrega Chen. Mientras las autoridades chinas están controlando muy de cerca a los medios, las personas se están volcando cada vez más a internet para exponer los fracasos y abusos del gobierno, según surge del análisis de la Academia.

En los últimos 12 meses, casi un tercio de las noticias principales se originaron en internet, empujando los límites de la libertad de prensa, señala Chen.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.