Indonesia, cinco años después del tsunami

Mujeres en la playa en Aceh, Indonesia
Image caption El recuerdo del desastre aún marca a los habitantes de la provincia de Aceh en Indonesia.

La BBC regresó a la provincia de Aceh, la más afectada por el tsunami y en la que murieron 100.000 personas, para comprobar cómo se recupera la comunidad después del desastre.

El tsunami que azotó 13 países el 26 de diciembre de 2004 fue uno de los mayores desastres naturales que se recuerdan.

Pero cinco años después, a la hora punta, los motociclistas llenan la calle principal de Banda Aceh, una de las zonas más afectadas.

Mujeres jóvenes con túnicas y jeans caminan del brazo por la zona comercial, buscando ofertas.

Sin embargo, cinco años atrás, olas gigantes de agua negra inundaron estas mismas calles, y lo destruyeron todo.

A su paso dejaron un tendal de cadáveres y los que sobrevivieron se quedaron sin nada.

Como una escena de una película apocalíptica, lo que quedó fue un paisaje de pesadilla.

El recuerdo de aquella fetidez todavía hoy produce arcadas en la gente.

Pero donde antes no había nada, hoy la ciudad bulle de vida.

Empezar de nuevo

Image caption Banda Aceh vuelve a ser una ciudad llena de vida, pero la memoria del desastre persiste.

Una de las historias positivas de Aceh es la Junaidi, un hombre que tenía una tienda en la calle principal.

Su comercio desapareció con el desastre, al igual que muchos de sus amigos y familiares.

Perdió todo, excepto la esperanza. Y hoy su tienda es una de las más grandes de la ciudad.

Aunque Junaidi afirma que el éxito del presente no puede borrar el dolor del pasado.

“Lo recuerdo como si fuera ayer”, dice, “nunca nos había pasado algo así, lo perdimos todo, tuvimos que reconstruir todo”.

Y se emociona, incapaz de terminar la frase.

Vida nueva

Incluso fuera de la capital provincial, Banda Aceh, se nota que la gente comienza a levantar cabeza.

Lampuuk fue una de las aldeas que sufrieron toda la fuerza del tsunami. Unos 5.000 habitantes murieron, y el único edificio que se mantuvo en pie fue la mezquita.

En el lugar de tan desolado paisaje, hoy hay hileras de casas nuevas con tejados rojos y verdes que brillan al sol.

Mariyanti estaba embarazada de su hija Fadilah cuando llegó la ola. Sobrevivió aferrada a una tabla de madera, pero su madre, su padre, su marido y su hijo pequeño murieron.

Ahora Mariyanti tiene una nueva vida. Trabaja como modista gracias a una subvención de la Cruz Roja, y tiene una casa nueva -construida con dinero de la ayuda internacional- justo donde antes se alzaba la vieja.

Se volvió a casar, y tuvo otra hija.

Pero incluso con una nueva familia y mejores ingresos, dice que su vida no ha sido fácil.

Image caption Mariyanti tiene una nueva familia y una nueva casa, pero no olvida lo que perdió con el tsunami.

“Cuando ocurrió el tsunami, sentí que mi vida no tenía sentido”, cuenta, con sus dos hijas en su regazo.

“Estaba sola, embarazada, y me pregunté por qué no había muerto”

“Ahora estoy mejor, pero aún estoy triste porque perdí a mi familia”.

Las historias de reconstrucción y de supervivencia casi milagrosa se repiten por todos lados en Aceh.

Aunque todavía hay mucha gente que está luchando por recuperarse.

Los niños

La ONG Save the Children estima que casi el 85% de todos los niños ubicados en los orfanatos después del tsunami tienen al menos uno de sus padres vivos.

Yunita Raillan, director de un orfanato en Lhoksamaawe, dice que muchos niños continúan en estas condiciones porque los padres no los pueden mantener.

“Muchos de los padres se quedaron sin nada después del desastre y todavía no se han podido recuperar”, explica.

Thazura, de 14 años, pudo reunirse con su familia recién a principios de este año.

En su casa hay goteras, y nunca se come carne: sus padres sólo pueden darle arroz y verduras.

Pero ella sostiene que la vida en su casa es mejor que en el orfanato.

Cinco años después, muchos han conseguido rehacer sus vidas.

Pero hay otros menos afortunados.

Todos saben que las cicatrices del tsunami no desaparecerán del todo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.