China ejecuta a ciudadano británico

Akmal Shaikh, ciudadano británico ejecutado en China
Image caption Shaikh tenía 53 años y según sus familiares sufría de trastornos mentales.

Un ciudadano británico acusado de traficar drogas en China fue ejecutado este martes, a pesar de los repetidos pedidos de clemencia por parte del gobierno del Reino Unido y su familia.

Inmediatamente después de la ejecución, el primer ministro británico, Gordon Brown, dijo que estaba consternado y decepcionado por el rechazo a sus persistentes llamados para evitar ese desenlace.

Akmal Shaikh, de 53 años, había sido arrestado hace dos años con cuatro kilos de heroína en su equipaje.

Sus familiares han repetido que sufría de trastornos mentales y que no tenía idea de que llevaba ese cargamento.

Brown dijo que estaba particularmente preocupado por el hecho de que el condenado nunca fue sometido a un análisis de sus capacidades mentales.

Se estima que Shaikh es el primer ciudadano europeo ejecutado en China en más de 50 años.

Todos los derechos

El corresponsal de la BBC en Pekín, Chris Hogg, comentó que, aunque se desconoce lo que ocurrió en las últimas horas de Shaikh, se cree que recibió una inyección letal en la prisión de Urumqui, donde permanecía detenido.

Hogg agregó que los restos habrían sido entregados a un imán para su entierro inmediato. La repatriación del cuerpo ya había sido descartada.

El caso de Shaikh ha dirigido nuevamente la atención internacional a la aplicación de la pena de muerte en China.

Lea: China y la sombra de la pena capital

Pero para las autoridades de ese país, el delito de contrabando de droga es grave.

Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores dijo que el caso había sido manejado por las autoridades judiciales de conformidad con la ley y que sus derechos habían sido "respetados y garantizados, incluidos los derechos de defensa".

Además, el régimen judicial chino no prevé procedimientos de clemencia para los condenados después de haber agotado las instancias de apelación.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.