Contra grilletes a embarazadas presas

Cárcel
Image caption Se estima que hay 200.000 mujeres encarceladas en Estados Unidos.

Legisladores de Pensilvania, Estados Unidos, votarán este mes acerca de si deben poner fin a la práctica de poner grilletes a las mujeres prisioneras que están dando a luz, para evitar que escapen.

Como informa la corresponsal de la BBC en Filadelfia, Laura Trevelyan, seis estados han prohibido ya esa práctica, descrita por activistas como cruel y humillante.

Algunas prisioneras han acudido a los estrados judiciales para alegar que dar a luz encadenadas viola su derecho constitucional a no ser sujetas a castigos crueles e inusuales.

No se sabe cuántas prisioneras estadounidenses dan a luz encadenadas.

En la actualidad hay unas 200.000 mujeres presas en ese país, y se estima que entre 3% y 4% de ellas entran a la prisión embarazadas, agrega Trevelyan.

Entre 1997 y 2007 el número de mujeres encarceladas en EE.UU. aumentó en más de 800%. Muchos analistas atribuyen esta tendencia al establecimiento de castigos más severos a crímenes no violentos.

Pocos defensores

La corresponsal indica que las prisiones federales estadounidenses dejaron de encadenar a las embarazadas en 2008.

El senador estatal Daylin Leach, proponente de la medida que terminaría con la práctica en Pensilvania, dice que no se justifica encadenar a prisioneras que están dando a luz.

Como señala Trevelyan, es una medida con pocos defensores.

Y aunque los derechos de los prisioneros no son una alta prioridad en Estados Unidos, sí parece haber un deseo creciente para poner fin a la práctica de los alumbramientos en cadenas, concluye la corresponsal.

Contenido relacionado