EE.UU.: Gates increpa al ejército

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, advirtió que no se han tomado las medidas necesarias para evitar que incidentes como el ataque que tuvo lugar en Fort Hood vuelvan a ocurrir.

Image caption Gates increpó al ejército por falta de vigilancia frente a amenazas internas.

En noviembre pasado, un psiquiatra del ejército llamado Nidal Hasan abrió fuego contra sus colegas en la base militar de Texas, la más grande del país, dejando un saldo de 13 soldados muertos y más de 40 heridos.

En la presentación del informe sobre lo ocurrido en Fort Hood, Gates señaló que los altos mandos del ejército deben estar “al tanto del personal que podría convertirse en una amenaza”.

“La falta de medidas, o pasar el problema hacia la siguiente unidad, podría generar consecuencias dañinas o incluso devastadoras”, agregó.

Según el informe, el comportamiento errático del mayor Hasan debió haber generado sospechas.

“No se han dado a conocer detalles relacionados con el mayor Hasan, pero datos filtrados a la prensa indican que sus supervisores sabían que era inestable y tenía opiniones extremistas, pero no hicieron nada al respecto”, señaló el corresponsal de la BBC en Washington Adam Brookes.

Lea: Nuevos cargos contra Nidal Hasan

Pedido de alerta

Image caption Todavía no se sabe si los fiscales pedirán la pena de muerte.

El funcionario dijo que las evaluaciones en muchos casos no han detectado problemas de comportamiento y que los actuales procedimientos son ineficaces.

“No hemos hecho lo suficiente por adaptarnos hacia la cambiante amenaza de seguridad que ha estado emergiendo en esta última década”, dijo Gates.

“El departamento (del ejército) adolece de actitudes del Siglo XX basadas en la Guerra Fría”, agregó.

El secretario de Defensa aclaró que no existen sistemas integrados para recabar y diseminar indicadores de comportamiento que ayuden a identificar una amenaza.

Por su parte, Brookes informó que "el ejército sigue investigando los presuntos contactos de Hasan con un clérigo islámico radical en Yemen y continúa el debate sobre si sus acciones podrían calificarse como los actos de un individuo enloquecido o el trabajo de un terrorista".

El mayor Hasan, un musulmán de 39 años, será procesado en un tribunal militar, pero todavía no se sabe si los fiscales buscarán la pena de muerte.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.