Obama: "No hay que forzar la reforma"

Barack Obama (dcha) y Joe Biden
Image caption Obama aseguró que los legisladores deben "unirse" entorno a las partes de la reforma sobre las que hay acuerdo.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió a los miembros de su partido en contra de forzar la aprobación de la reforma sanitaria en el Senado, después de que el republicano Scott Brown se impusiera este martes a la demócrata Martha Coakley en la elección a la Cámara Alta celebrada en el estado de Massachusetts.

En una entrevista con la cadena de televisión ABC News, Obama aseguró que cualquier votación sobre la reforma de salud deberá llevarse a cabo una vez que Brown asuma su escaño y aseguró que ahora los legisladores deben "unirse" entorno a las partes de la reforma sobre las que hay acuerdo.

Scott Brown será el primer senador republicano por Massachusetts desde 1972 y su victoria significa que su partido tiene ahora suficientes votos en el Senado para obstaculizar la reforma sanitaria impulsada por los demócratas.

Según el corresponsal de la BBC en Boston, Paul Adams, lo sucedido en Massachusetts es una derrota humillante para los demócratas y un regalo envenenado para el presidente estadounidense el día en que cumple un año en la Casa Blanca.

Adams asegura además que se trata de uno de los mayores fiascos políticos de los últimos años, especialmente si se tiene en cuenta que se ha producido en el escaño que durante casi medio siglo ocupó el demócrata Ted Kennedy, quien falleció el pasado año.

Lea: Obama y su primer gran revés político en un año

"La gente está enfadada"

Preguntado este miércoles sobre su interpretación de la victoria republicana en Massachussets a un año de asumir como presidente, Obama aseguró: "Lo mismo que catapultó as Scott Brown a su cargo, me catapultó a mi a la presidencia".

"La gente está enfadada y frustrada. No tan sólo por lo que ha sucedido en el último año o dos años, sino también por lo que pasó en los últimos ocho años", aseguró Obama.

El mandatario quiso dejar claro que los demócratas no se plantean llevar acabo una votación sobre la reforma sanitaria en el Senado antes de que Scott Brown asuma su escaño.

"La gente de Massachusetts ha hablado. Él debe ser parte del proceso", aseguró.

El presidente estadounidense también dijo que es necesario que sus compatriotas entiendan que algunos elementos centrales del proyecto de reforma, como la contención del gasto y las modificaciones en los seguros médicos, son vitales.

"Mi opinión es que intentemos seguir adelante rápidamente para unirnos entorno a aquellos elementos del paquete sobre los que hay acuerdo", señaló.

Lea: Un año de Obama: el fin del romance

Rechazo a la reforma

Image caption Brown negó que tuviera intención de descarrilar las reformas impulsadas por Obama.

En el Partido Republicano la derrota demócrata en Massachusetts se interpreta como un claro rechazo a los planes de reforma de Obama.

Scott Brown aseguró que su victoria envía el mensaje de que "de que la gente está cansada" de la política que se lleva a cabo en Washington.

En cualquier caso, Brown dijo no creer que esta elección haya sido un referendo sobre el primer año de Obama en la Casa Blanca y negó que tuviera intención de descarrilar las reformas impulsadas por el presidente.

"Nunca dije que fuera a hacer todo lo posible para frenar la reforma (sanitaria)", aseguró.

"Creo que todo el mundo debe tener asistencia sanitaria. Se trata de cómo lo hacemos", señaló Brown.

Por su parte, el líder republicano del Senado, Mitch Mcconnell, aseguró que "los votantes de Massachusetts, como todos los estadounidenses, han dejado muy claro lo que piensan de la reforma a la salud".

"Ellos no quieren este proyecto de ley y quieren que Washington les escuche", aseveró.

Mientras, el presidente del Comité Nacional Republicano, Michael Steele, aseguró que los estadounidenses "respiran con alivio" sobre la reforma sanitaria tras la derrota demócrata.

Según destacan algunos corresponsales en EE.UU., lo sucedido en Massachussets no es un buen presagio para los demócratas de cara a las elecciones legislativas del próximo mes de noviembre.

No hay que olvidar que se trata de la tercera derrota demócrata a nivel estatal desde que Obama asumió la presidencia, tras las acaecidas en Virginia y Nueva Jersey en noviembre.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.