La ONU saca a 5 talibanes de "lista negra"

Talibanes
Image caption El régimen talibán cayó en 2001.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) borró a cinco ex funcionarios del Talibán en Afganistán de su lista de sanciones.

Los hombres eran miembros del gobierno talibán derrocado en 2001 tras la ofensiva estadounidense.

El presidente afgano, Hamid Karzai, había estado abogando por esa medida como parte de su estrategia de acercarse al Talibán y convencer a sus militantes de que abandonen la lucha armada a cambio de trabajo, protección y educación.

La decisión del Consejo de Seguridad de la ONU coincide con una conferencia internacional en Londres, este jueves, en la que unos 60 países debatirán el futuro de Afganistán.

Allí, Karzai tiene previsto presentar los detalles de su plan.

Gestos

En los últimos días la comunidad internacional mostró un cambio en el enfoque de la guerra de Afganistán, con numerosas declaraciones a favor de la diplomacia como única salida posible y la inclusión de los talibanes en ese proceso de negociación.

Image caption Merkel prometió ayuda a Karzai.

La semana pasada, Karzai le manifestó a la BBC sus deseos de reconciliación. Este lunes, aseguró en una reunión con sus homólogos de Pakistán y Turquía que su gobierno cuenta con el apoyo internacional, sobre todo de Estados Unidos y Europa, en sus esfuerzos de dialogar con el Talibán.

En esa sintonía, la canciller alemana Angela Merkel anunció este miércoles que en la conferencia del jueves propondrá la creación de un fondo internacional de "reintegración" para talibanes, de unos US$500 millones. Alemania está dispuesta a aportar US$70 millones en cinco años.

Asimismo, el jefe de la misión de la OTAN en Afganistán, Stanley McChrystal, esta semana mostró esperanzas de poder llegar a una solución negociada con el Talibán y señaló en una entrevista con el diario británico Financial Times que "cualquier afgano puede jugar un papel si se centra en el futuro y no en el pasado".

El régimen de sanciones de la ONU –dirigido, entre otros, a sospechosos de pertenecer a al-Qaeda- fue creado en 1999 y reforzado tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

A los miembros de esa "lista negra" se les congelan los activos financieros y se les prohíbe viajar fuera de su país o adquirir armas u otro tipo de material que pueda ser usado con fines militares.

Según explica desde la sede de la ONU en Nueva York Barbara Klett, de la BBC, la pregunta que queda pendiente es si los ex funcionarios talibanes podrían actuar de intermediarios en esta reconciliación.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.