Decepción hispana ante discurso de Obama

Hispanos mirando a Obama por TV
Image caption Los latinos reunidos esperaban más.

Organizaciones y líderes de la comunidad hispana en Estados Unidos tuvieron una reacción mixta al discurso del Estado de la Unión del presidente Obama, aunque el tono general fue de decepción.

Por una parte, el Consejo Nacional de la Raza -la principal organización de derechos latinos en EE.UU.- describió el discurso como un rayo de esperanza para una comunidad que continúa viviendo con los efectos devastadores de la recesión.

Sin embargo, la Raza manifestó cautela sobre cómo se implementarían lo anunciado por el presidente Obama, sobre todo en temas migratorios.

"El presidente reconoció que deberíamos continuar trabajando para arreglar nuestro averiado sistema migratorio. La reforma legalizará a los inmigrantes, los oficializará y los someterá a las mismas leyes laborales que rigen a todos y esos ayudará nuestra economía", publicó la organización en su sitio internet.

Decepción

No obstante, Joe Baca -representante demócrata por el estado de California y presidente de la bancada de congresistas hispanos- se quejó de que la alocución presidencial no abordó muchos de los temas que son de importancia para los latinos, como el empleo, la salud, la educación y el transporte.

Igualmente decepcionado se manifestó un grupo de hispanos en Los Ángeles tras escuchar la forma en que el mandatario planteó el tema de la reforma migratoria.

Decenas de miembros de la comunidad latina se reunieron en un centro comunitario donde pudieron captar la alocución de Obama en una pantalla grande mientras un locutor traducía el discurso al español.

El objetivo del encuentro era saber la forma en que la comunidad latina recibiría el mensaje de Obama sobre la recuperación económica, el sistema de salud y, especialmente, la inmigración.

Estudiantes, padres de familia, trabajadores y líderes comunitarios presentes en el local de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), escucharon atentos las palabras del presidente de EE.UU.

Confianza

Cuando, cerca del final del discurso, Obama afirmó que luchará por una reforma migratoria, el público aplaudió y algunos se pusieron de pie.

Sin embargo, para Estela García, Obama "sólo le dio vueltas. No habló específicamente de la reforma migratoria".

García, una madre de familia, sostuvo que "el discurso de la reforma de salud sí estuvo bien, pero el de la reforma migratoria no me gustó".

El estudiante universitario sobre temas chicanos, Beto Moreno ponderó las medidas anunciadas por Obama para mejorar la economía y crear nuevos empleos y "reconstruir la confianza en la comunidad".

Moreno dijo que el discurso presidencial llenó sus expectativas respecto a lo dicho respecto a la economía, pero no fue el caso en cuanto al tema de la inmigración.

"Nada más mencionó muy poco de inmigración, y era lo que yo estaba esperando que hablara un poco más de eso", agregó el estudiante.

"No dio días ni fechas"

Mientras Marcos Sixto se mostró preocupado por las declaraciones de Obama.

Image caption Muchos dirigentes hispanos esperaban un compromiso más fuerte de Obama con la reforma migratoria.

"Lo primero que estaba buscando yo era una mencionada de la reforma migratoria, pero lamentablemente llegó muy tarde y no fue suficiente lo que dijo", apuntó Sixto.

El joven se quejó de que Obama "no dio días ni dio fechas", para resolver la situación de millones de inmigrantes indocumentados que residen en EE.UU.

"El discurso de Obama se me hizo bien," exclamó Sylvia M. Ramos quien se mostró segura de que la reforma migratoria que ansían muchos hispanos será una realidad bajo el presente gobierno.

"El quiere hacer lo posible, quiere hacer lo mejor para nuestras familias más adelante. Sólo está esperando para ver lo que pasa con la reforma de la salud", agregó Ramos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.