Acuerdo para entregar seguridad a afganos

Presidente afgano, Hamid Karzai
Image caption El presidente afgano prometió reducir la corrupción en su gobierno.

Ministros de relaciones exteriores de 70 países reunidos en Londres respaldaron este jueves una nueva estrategia con la que esperan llevar a su fin el conflicto en Afganistán, que incluye la devolución a las autoridades afganas del control de la seguridad en el país y la apertura de un proceso de reconciliación nacional que en el que participe el Talibán.

Para que ello sea así, las fuerzas afganas se incrementarán hasta superar los 300.000 efectivos y asumirán el control de la seguridad en algunas provincias a fines de 2010.

Los delegados asistentes a la conferencia celebrada en la capital británica también prometieron un fondo de US$140 millones para financiar la reintegración a la sociedad afgana de combatientes del Talibán.

El presidente afgano, Hamid Karzai, anunció la invitación a los insurgentes a un consejo de paz de líderes tribales.

No hay solución militar

En la cumbre de Londres, el gobierno afgano reconoció que tenía que enfrentar los problemas de corrupción que lo aquejan.

En la declaración final de la conferencia se indicó que el proceso de transición de la seguridad podría ser completado dentro de cinco años.

"Debemos llegar a todos nuestros compatriotas, especialmente a nuestros hermanos desilusionados, quienes no son parte de al-Qaeda ni de otra red terrorista, y quienes aceptan la constitución afgana", dijo el presidente afgano a los delegados.

Jonathan Marcus, corresponsal diplomático de la BBC, dijo que los temas de la conferencia eran la unidad y la coherencia, pero también un reconocimiento de que no había una solución militar a los problemas de Afganistán.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.