Al-Qaeda aún le "quita el sueño" a EE.UU.

Cuando en 2009 los responsables de la llamada "comunidad de inteligencia" estadounidense fueron a presentar su informe anual sobre las amenazas a la seguridad al Congreso, su mayor preocupación eran las consecuencias desestabilizadoras de la crisis económica.

Image caption Ahora que la economía se estabiliza, EE.UU. vuelve a centrarse en un enemigo más tradicional: al-Qaeda.

Ahora que la recesión parece estar empezando a superarse, el foco regresa a un enemigo más tradicional: al-Qaeda, la organización extremista que dirige Osama bin Laden de la que temen que pueda estar planificando atentados en el próximo semestre.

Este martes, Leon Panetta, director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), reconoció ante el Comité de Inteligencia del Senado que al-Qaeda le sigue "quitando el sueño", aunque no por las razones de siempre.

"La mayor amenaza no es tanto que afrontemos un ataque como el 11 de septiembre (de 2001). Es que al-Qaeda está adaptando sus métodos de manera que a veces se tornan difíciles de detectar", le aseguró Panetta a los senadores.

Extremistas de bajo perfil

De acuerdo con el testimonio de Panetta, al-Qaeda estaría reclutando miembros con historial "limpio", e incluso "sin experiencia terrorista", además de incentivar a extremistas domésticos estadounidenses.

"Es la estrategia del lobo solitario a la que pienso que debemos prestarle atención como la principal amenaza a este país", afirmó Panetta.

La rutinaria comparecencia anual de los responsables de la inteligencia ante el Senado se vio influida por el fallido intento, por parte de un "atacante solitario", de hacer estallar un avión que viajaba desde Ámsterdam a Detroit el pasado 25 de diciembre.

Al respecto, Denn Blair, Director Nacional de Inteligencia, que coordina el trabajo de todas las agencias, incluida la CIA, dijo que el episodio permitió instaurar cambios que mejorarán la capacidad de identificar a potenciales atacantes que quieran seguir la misma estrategia antes de abordar un avión.

Mientras se producía la comparecencia, en Detroit, fuentes vinculadas a la investigación del caso citadas por la prensa estadounidense aseguraron que el acusado del fallido atentado, el joven nigeriano Umar Farouk Andulmutallab, está "cooperando" y dando "información útil" a las autoridades.

Ciberseguridad

En la misma comparecencia ante el comité senatorial, Blair también advirtió del aumento de ataques cibernéticos.

"Las recientes intrusiones registradas por Google (en China) son un claro recordatorio de la importancia de estos bienes cibernéticos, y una llamada de alerta para quienes no han tomado en serio este problema", afirmó en referencia a las violaciones de seguridad registrada por la empresa en sus operaciones chinas.

Según Blair, esos ataques, que pueden ser producto tanto de organizaciones extremistas como de grupos criminales comunes, se suceden en escalas "sin precedentes y extraordinariamente avanzados", lo que impide "tener la certeza de que nuestra infraestructura cibernética seguirá disponible y confiable durante una crisis".

Aunque el presidente Barack Obama ha declarado que la "seguridad cibernética" es una de las prioridades de su política de seguridad nacional, en el recientemente presentado plan de presupuesto para el año 2011, la división que maneja el tema dentro del departamento de Seguridad Interior ha visto sus fondos recortados.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.