Palin habla en conferencia de Tea Party

Sarah Palin, ex candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos, en discurso ante el movimiento Tea Party
Image caption Sarah Palin, fue la invitada estrella a la convención del movimiento Tea Party.

La ex candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos, Sarah Palin, intervino el sábado en la conferencia del movimiento conservador Tea Party, pidiendo una reducción del tamaño del Estado y un regreso a lo que llamó principios conservadores de sentido común.

Al hablar en la primera convención nacional del movimiento Tea Party en la ciudad de Nashville, Tennessee, Palin dijo que el país se está ahogando en deuda.

Añadió que Washington debería efectuar verdaderos recortes al gasto público.

Refiriéndose a la política exterior, dijo que el gobierno del presidente Barack Obama debería pasar menos tiempo cortejando a sus adversarios, y más tiempo trabajando con sus aliados.

El movimiento Tea Party ("fiesta del té", en inglés) fue nombrado así en referencia a uno de los principales eventos de la guerra de independencia en Estados Unidos.

El grupo ha estado al frente de la oposición a la reforma del salud propuesta por el actual gobierno, calificando su costo de excesivo.

Heroína

Palin es una heroína para muchos de los integrantes del Tea Party por su creencia en la conveniencia de un gobierno limitado y bajos impuestos, así como por su imagen de ser alguien distinto al típico político de Washington, aseguró la enviada de la BBC a Nashville, Madeleine Morris.

El discurso marcó el fin de esta conferencia de tres días, a la que no asistieron muchos miembros del movimiento de Tea Party debido a los altos costos para los delegados y la tarifa de US$100.000 supuestamente cobrada por Sarah Palin para intervenir en el acto, señaló Morris.

El viernes, los dirigentes de la conferencia presentaron un "plan de ataque" para las elecciones legislativas de noviembre, dijo la corresponsal.

Anunciaron la formación de un comité para recaudar fondos basado en Tennessee, con la meta de conseguir US$10 millones para apoyar hasta a veinte candidatos conservadores al congreso, indicó Morris.

Los organizadores rechazaron versiones que indicaban que el movimiento, supuestamente no partidista, estaba en efecto uniéndose al partido republicano, apuntó la periodista de la BBC.

Contenido relacionado