Corea del Norte libera activista de EE.UU.

Robert Park, activista estadounidense liberado en Corea del Norte.
Image caption Según autoridades, el activista liberado en Corea del Norte, Robert Park, viajará a su casa en EE.UU.

Este viernes, misionero estadounidense Robert Park fue liberado de una prisión en Corea del Norte.

Park dejó Pyongyang y abordó un avión que lo llevo a la capital de China, Pekín.

Un funcionario de la embajada de EE.UU. dijo que era probable que viaje a ese país este sábado.

Park ingresó a Corea del Norte desde China, caminando sobre un río congelado el pasado 25 de diciembre.

El activista religioso de 28 años, había entrado desde China en Corea del Norte con el objetivo declarado de entregar una carta al líder norcoreano, Kim Jong-il, en la que le pedía el cierre de los campos de trabajo de su país.

Las autoridades de Corea del Norte dijeron el jueves que habían decidido "perdonar y liberar" a Park.

Pyongyang detiene a ciudadano de EE.UU.

Visión de Dios

Park, ciudadano estadounidense de ascendencia coreana oriundo de Tucson, Arizona, afirmó que había tenido una visión de Dios sobre la liberación de Corea del Norte y la redención.

Sin embargo, Park luego confesó antes de su liberación que cruzó la frontera debido a que su punto de vista sobre Corea del Norte se basaba en falsa propaganda occidental.

Además, los analistas dicen que su liberación podría ser vista como un gesto de buena voluntad por parte del líder de Corea del Norte, informó Michael Bristow, corresponsal de la BBC en Beijing.

Los dos países han estado negociando en una serie de cuestiones, incluido el polémico programa nuclear de Corea del Norte.

Corea del N. pide tratado de paz con EE.UU.

Image caption Las periodistas estadounidenses fueron liberadas en agosto de 2009, tras la negociación del ex presidente Clinton.

Otros liberados

Park es el tercer ciudadano estadounidense liberado en los últimos meses.

En 2009, Corea del Norte detuvo a dos periodistas estadounidenses en la frontera con China.

Laura Ling y Euna Lee fueron condenadas a 12 años de trabajos forzados pero fueron liberadas en agosto —tras cuatro meses en cautiverio— como parte de una misión diplomática encabezada por el ex presidente de EE.UU., Bill Clinton.

La pesadilla llegó a su fin

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.