Advierten de nuevas sanciones a Irán

Ahmadineyad inspecciona planta de enriquecimiento en Natanz
Image caption La nueva etapa de enriquecimiento sucedería en la planta de Natanz.

Los gobiernos de Francia y Estados Unidos señalaron que no hay alternativa a la aplicación de nuevas y severas sanciones internacionales contra Irán, tras el anuncio de Teherán de que incrementará su programa nuclear.

El secretario de Defensa estadounidense, Robert Graves, de visita en París, expresó que Irán había rechazado los gestos de acercamiento de Occidente y que se necesitaba la voluntad internacional para encontrar una manera pacífica de resolver la situación.

El canciller de Francia, Bernard Koucher, dijo por su parte que las recientes medidas del gobierno en Teherán eran equivalentes a un chantaje.

Entretanto, un alto miembro del Parlamento ruso, Konstantin Kosachyov, manifestó que la comunidad internacional debería responder con "medidas serias".

Irán anunció que estaría incrementando el grado de enriquecimiento de uranio y que planeaba construir más plantas con este propósito.

Aniversario

El grado de enriquecimiento de uranio, según informó Teherán, subirá del 5% al 20%. Para fabricar una bomba atómica se necesita un nivel de enriquecimiento de 95% y los países de Occidente sospechan que esos son los fines de programa nuclear iraní.

Sin embargo, el presidente iraní, Mahmoud Ahmadineyad, afirma que el aumento se debe a que quiere producir combustible para un reactor nuclear con fines de investigación.

Expertos occidentales aseguran que Irán no tiene los conocimientos técnicos necesarios para convertir el uranio enriquecido en barras de combustible.

El corresponsal de asuntos iraníes de la BBC Jon Leyne indicó que el objetivo de Teherán es tener 10 plantas en funcionamiento en un año.

La meta parece casi risible, comenta Leyne, pues la primera planta de enriquecimiento en Natanz tomó años para arrancar y todavía tiene problemas.

No obstante, la cascada de anuncios -algunos contradictorios- hechos en días recientes refleja el estado de confusión en el gobierno de Ahmadineyad días antes de un nuevo aniversario de la Revolución Islámica, concluyó el corresponsal.

El jueves, Irán celebrará 31 años de la llegada al poder de un gobierno islámico y se esperan manifestaciones en pro y en contra de las actuales autoridades.

Lea: Claves del programa nuclear iraní

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.