Londres publica informes sobre presunta tortura

Binyam Mohamed
Image caption Binyam, residente en el Reino Unido, denunció torturas por parte de quienes lo detuvieron.

El gobierno británico perdió un recurso con el que pretendía detener la publicación de información secreta sobre la presunta tortura a un residente del Reino Unido que fue detenido en Pakistán.

Binyam Mohamed, etíope de nacimiento, asegura que las autoridades británicas sabían que durante sus siete años de cautiverio fue torturado bajo responsabilidad de Estados Unidos.

Ahora, los jueces sentenciaron que los documentos sobre Mohamed deberán ser publicados. En esos textos se reconoce que el trato que recibió como prisionero fue "cruel, inhumano y degradante".

David Miliband, secretario de Exteriores británico, declaró que el dictamen judicial no "demuestra que el sistema haya fallado".

"Todo lo contrario, se ha visto que la justicia está a disposición de los ciudadanos cuando creen que tienen una causa justa", agregó Miliband.

Por otro lado, un vocero del primer ministro destacó que el gobierno británico se mantiene firme contra la tortura y los tratos crueles e inhumanos.

Los detalles clave sobre este caso están contenidos en un sumario de siete párrafos. En ellos se refleja la información que transmitió la Agencia de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) a los agentes británicos sobre el trato que estaba recibiendo Mohamed en 2002.

Poco después de la sentencia, estos párrafos fueron publicados en la página web del Ministerio de Exteriores británico.

Reacción del gobierno

Image caption El gobierno británico aseguró que está contra la tortura.

Tras conocer el fallo judicial, Miliband aseguró ante el Parlamento que aceptaba la decisión del tribunal, pero añadió que la objeción del gobierno nunca fue a que se publicaran esos documentos.

"Hemos luchado en este caso para defender un principio que creemos que es fundamental para nuestra seguridad nacional, que la inteligencia que se comparte con nosotros, debe ser protegida", apuntó.

El analista de asuntos británicos de la BBC, Dominic Casciani, apuntó que en los últimos meses, también el gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, ha desclasificado muchos documentos sobre la actuación de su país tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

"A los abogados de este caso se les plantea ahora otra pregunta: ¿cuáles eran las normas en 2002 para los agentes de inteligencia británicos que descubrían un caso de tortura? El primer ministro aseguró que muy pronto se publicarán las normas nuevas, pero las viejas se mantendrán en secreto", apuntó Casciani.

Tras conocerse la decisión judicial la Casa Blanca dijo estar "decepcionada".

Un alto funcionario de EE.UU. aseguró que el fallo de la corte complicará las relaciones de confianza entre Washington y el Reino Unido para compartir informes secretos de inteligencia.

El tribunal británico había rechazado desde el principio el argumento del gobierno británico de que un fallo en ese sentido complicaría las relaciones entre los dos países.

Trato "inhumano y cruel"

En 2002, Binyam Mohamed estaba bajo custodia de interrogadores pakistaníes que actuaban por orden de EE.UU.

Washington tenía la sospecha de que el residente británico había recibido entrenamiento con armas de fuego y explosivos por parte de al-Qaeda en Afganistán.

Según el sumario, Mohamed fue amenazado y obligado a no dormir durante el primer periodo de su cautiverio.

"El trato sobre el que se informó, si hubiera sido aplicado en nombre del Reino Unido habría sido una clara violación de la prohibición de la tortura", indicó la sentencia del tribunal.

"Aunque no nos corresponde a nosotros categorizar esa actuación, el trato que recibió Binyam Mohamed por parte de las autoridades estadounidenses se podría calificar al menos de cruel, inhumano y degradante", agregó el fallo.

El año pasado, el Tribunal Supremo sentenció que esos textos debían ser publicados ya que el riesgo para la seguridad nacional "no era serio" y había un interés público "enorme" en conocerlo.

Sumario secreto

Sin embargo, el sumario se mantuvo en secreto ya que el secretario de Exteriores recurrió aquella sentencia bajo el argumento de que las relaciones sobre inteligencia entre el Reino Unido y EE.UU. podrían sufrir daños irreparables.

Binyam Mohamed, etíope de 31 años, obtuvo el estatus de refugiado en el Reino Unido en 1994. En 2002 fue detenido en Pakistán por un problema de visado y fue entregado a agentes estadounidenses. Poco después lo llevaron a Marruecos en un vuelo secreto.

En 2004 lo trasladaron al campo de detención de Guantánamo, donde estuvo hasta que lo pusieron en libertad sin cargos en febrero de 2009. En ese momento regresó al Reino Unido.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.