Arranca campaña electoral en Irak

Un hombre iraquí instala una valla electoral
Image caption Este viernes comenzó la campaña electoral para las elecciones parlamentarias en Irak.

Políticos iraquíes iniciaron este viernes la campaña electoral de los comicios parlamentarios que se realizarán en tres semanas.

Sin embargo, el proceso se ha visto ensombrecido por la decisión de inhabilitar a muchos candidatos debido a supuestos vínculos con el ilegalizado Partido Baath que fue liderado por Saddam Hussein.

Mientras la publicidad electorales es desplegada en todo el país aún queda por decidir el destino de más de 170 candidatos vetados.

Un panel de jueces continúa estudiando las apelaciones interpuestas por los aspirantes.

Aunque la "lista negra" original tenía 500 nombres este número se ha reducido a 170.

Elecciones y transición

Muchos candidatos que fueron vetados decidieron no presentar recursos de apelación o han sido reemplazados.

Según el periodista de la BBC Magdi Abdelhadi, especialista en temas árabes, el Partido Baath sigue siendo un tema bastante emotivo en Irak.

Muchas víctimas de esa organización temen la posibilidad de que cualquiera de sus miembros regrese a un cargo público, añadió.

"Sin embargo, el baathismo es una forma de nacionalismo secular pan-árabe y sus seguidores sostienen que el partido existía mucho antes de Saddam Hussein y que sólo aquellos encontrados culpables de cometer delitos deben rendir cuentas", afirmó.

Abdelhadi indicó que muchos candidatos chiítas también fueron vetados, pero los políticos sunitas han interpretado el veto de sus candidatos como parte de una campaña gubernamental –de mayoría chiíta- para privarles del derecho al voto.

La discusión -añadió el periodista- se centra más en las pecualiaridades del proceso electoral que en los temas sobre los cuales harán campaña muchos partidos políticos.

Pero al igual que otros países que transitan de ser gobernados por un solo partido a una democracia representantiva, el fracaso en llevar a cabo una jornada electoral libre y justa podría minar todo el proceso, manifestí.

Y en Irak, esto significa el renovado riesgo de que el país pueda caer otra vez en la violencia sectaria, concluyó Abdelhadi.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.