Eurostar, criticado por crisis bajo el túnel

Tren Eurostar
Image caption El tren de alta velocidad Eurostar une Londres y París en una hora y cuarto.

Una investigación criticó duramente a la empresa Eurostar por cómo reaccionó ante la avería de cinco trenes en el túnel submarino que une al Reino Unido y Francia.

Pocos días antes de Navidad, 2.500 pasajeros quedaron atrapados, algunos hasta 16 horas, en el túnel que se extiende bajo el Canal de la Mancha.

Por momentos, no tuvieron luz ni calefacción. Muchos también se quejaron de la escasez de alimentos y agua.

Otros 100.000 pasajeros quedaron varados debido a la cancelación de trenes durante tres días seguidos.

La investigación, ordenada por Francia y la compañía Eurostar, concluyó que los trenes no estaban bien equipados para operar durante el mal tiempo.

También criticó la lenta evacuación de los pasajeros y la comunicación inadecuada durante la crisis.

"Insuficiente"

El informe califica como "insuficiente" al plan de contingencia para asistir a los pasajeros atrapados.

Los trenes no estaban "suficientemente preparados" para soportar las "severas condiciones" climáticas.

Image caption Unos 100.000 pasajeros quedaron varados.

"El suministro de información a los pasajeros en la estación, a través del servicio de atención telefónica y por internet no fue satisfactorio", establece el informe.

Según Eurostar, los trenes se averiaron debido a las grandes nevadas que caían en Francia.

Pero, como explica el especialista en temas de transporte de la BBC Richard Scott, el problema es que los trenes no estaban preparados para la nieve.

Generalmente, Eurostar prepara a sus trenes en invierno para protegerlos de las nevadas, pero como la nieve previa a Navidad era más fina de lo habitual, según la compañía, no bloqueaba las vías.

Sin embargo, a medida que los trenes se internaban en el túnel, donde la temperatura es mayor, la nieve se derritió y provocó cortocircuitos en el sistema eléctrico de los vehículos.

Pánico

La investigación también advierte sobre mala evacuación de los pasajeros del túnel. Algunos sufrieron ataques de pánico debido a la oscuridad. Los baños fueron clausurados y hasta se designó espontáneamente una zona del tren como "área libre" para que los clientes hicieran sus necesidades.

La tripulación de la empresa también fue criticada por "esconderse" de los angustiados clientes durante la crisis.

A la vez, la investigaciónreconoce que la magnitud del caos impedía a la empresa ofrecer alternativas de traslado a los pasajeros.

El director de Eurostar, Richard Brown, anunció que la empresa invertirá unos US$45 millones para poder cumplir con las recomendaciones de la investigación: mayor confiabilidad de las máquinas, un mejor plan de evacuación y mejor atención al cliente ante situaciones de crisis.

Eurostar prometió devolver el dinero de los pasajes a los clientes afectados, pagar gastos extras -como hoteles- y otras compensaciones.

"Admito que hemos decepcionado mucho a un considerable número de pasajeros con las interrupciones y las averías previas a la Navidad y, una vez más, les dijo que lo siento muchísimo", dijo Brown.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.