Golpe a las falsificaciones en Italia

Relojes falsos
Image caption Cada año, el comercio de artículos falsos mueve millones de dólares en todo el mundo.

La policía italiana confiscó 500.000 toneladas de mercancías falsificadas. Según los agentes, entre los bienes decomisados se encuentran ropas y artículos de piel de calidad sorprendente.

Los objetos pirateados fueron descubiertos en ocho almacenes industriales en el este de Roma.

La mayoría de la mercancía eran ropas, zapatos y otro tipo de accesorios que, de acuerdo con las fuerzas de seguridad, podrían proceder de Asia.

A lo largo de los últimos años, Italia se convirtió en puerta de entrada a Europa de numerosos bienes falsificados.

Las autoridades creen que estos objetos podrían haber acabado en las tiendas y mercados callejeros italianos, donde bolsos, carteras y cinturones falsos pueden verse entre los souvenirs para turistas.

Este es el último de una serie de golpes a la piratería en el país europeo. La asociación italiana de comerciantes de ropa asegura que cerca de US$10 millones de mercancías falsas se venden cada año en el país.

Negocio lucrativo

Pero no sólo se falsifican ropas y objetos. Recientemente, una pareja de hombres de negocios japoneses fueron detenidos en un tren italiano con una carga de bonos bancarios falsos por valor de US$130 millones.

Por otro lado, hace unas semanas la policía confiscó una carga de aceite de oliva falso que en realidad era una mezcla de aceite de girasol y clorofila industrial.

Algunos sectores de la política italiana pidieron el nombramiento de un "zar" de las falsificaciones que ponga freno a este negocio que causa pérdidas millonarias a los productores legales.

Sin embargo, esta tarea es muy difícil que llegue a buen puerto cuando hay tantos consumidores dispuestos a comprar artículos falsos de marcas de lujo como Gucci, Armani o Bulgari.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.