Líbano: multitudinario homenaje a Hariri

Manifestación en la capital del Líbano
Image caption Miles de personas salieron a las calles de Beirut para recordar a Hariri.

Decenas de miles de personas se reunieron en el centro de la capital libanesa, Beirut, para conmemorar el quinto aniversario del asesinato del ex primer ministro Rafiq Hariri, un magnicidio que sacudió la vida política de la región.

Los manifestantes –que portaban banderas rojas y blancas de Líbano- acudieron al llamado del actual primer ministro, Saad Hariri, hijo de Rafik Hariri.

"Estamos aquí por Rafik Hariri y los demás libaneses que fueron asesinados. Hariri era nuestro padre, el padre de todos los libaneses. Le debemos esta ciudad", comentó Souraya Saleh, una de las asistentes al acto, a la agencia de noticias AFP.

El 14 de febrero de 2005, el asesinato del magnate y ex primer ministro en un atentado con coche bomba -en el que también murieron otras 20 personas- cambió el paisaje político del país.

Tras aquel acto de violencia política –inusual tanto por su magnitud como por su impacto- miles de ciudadanos salieron a las calles libanesas para culpar a Damasco de la muerte del ex mandatario.

"La presión fue tan fuerte que Siria se vio obligada a retirar sus fuerzas militares del país después de 30 años", señaló la corresponsal de la BBC en Líbano, Natalia Antelava.

Tribunal especial

En aquel momento, el actual primer ministro también responsabilizó a Damasco de la muerte de su padre y Naciones Unidas creó un tribunal especial para esclarecer las condiciones de la muerte de Hariri.

Pero desde hace cinco años, la situación ha cambiado en Líbano.

"Durante las primeras fases de la investigación, la ONU señaló a algunos altos funcionarios sirios, incluido el cuñado del presidente, Bashar Al-Assad, en el atentado. Sin embargo, en estos momentos, existen dudas de que el tribunal vaya a aportar pruebas que confirmen sus sospechas", apuntó Antelava.

Las críticas a la investigación de Naciones Unidas –a la que ciertos grupos acusan de demasiado lenta- siguen siendo frecuentes.

Visita a Siria

En cambio, el actual primer ministro, Saad Hariri, aseguró recientemente en una entrevista con la BBC que confía en el tribunal.

El mandatario afirmó que la investigación está avanzando y que, debido a su complejidad, podría prolongarse.

Por otro lado, Hariri también defendió su última visita a Siria, donde se reunió con el que en otro momento fue su peor enemigo, el presidente Al-Assad.

En un país tan dividido como Líbano, ese viaje -considerado por muchos un gesto de acercamiento simbólico- agradó a parte de la población, pero, como indicó Antelava, decepcionó a muchos seguidores de Hariri.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.