Inmigrantes sin antecedentes encaran deportación

Inmigrantes detenidos.
Image caption En el condado de Travis, la mayoría de los inmigrantes fueron detenidos por un delito menor.

El arresto de cualquier inmigrante en Estados Unidos por un delito menor podría culminar en la deportación aun cuando no sea indocumentado, asegura un informe del Centro de Políticas de Inmigración.

Además, "a pesar de que la inmigración indocumentada es un delito civil, los inmigrantes están siendo tratados como delincuentes con la deportación como castigo", resalta el documento.

El estudio sobre la aplicación de las leyes migratorias en el condado Travis del estado de Texas concluye que el programa de identificación de inmigrantes criminales (CAP por sus siglas en inglés) del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) no distingue entre los inocentes y culpables a la hora de la deportación.

Identificación de "criminales"

El CAP es el más antiguo de los tres programas que implementa ICE en prisiones de EE.UU.

Mediante el plan, funcionarios de las cárceles identifican a prisioneros inmigrantes y agentes de ICE se apersonan al penal o llaman por teléfono para interrogar y procesar a estas personas y determinar si son criminales que representan una amenaza para la sociedad.

Pero, según indica en su informe Andrea Guttin, abogada de Austin, Texas, el CAP "no ha cumplido con su misión de mejorar la seguridad pública".

Por el contrario, el programa "corroe la confianza entre las comunidades de inmigrantes y la policía local", concluye Guttin en el reporte preparado para el Centro de Políticas de Inmigración (IPC por sus siglas en inglés).

Delitos menores

Según el documento, CAP es el programa responsable del 48% de todos los inmigrantes que podían ser deportados identificados por ICE en 2009.

Sin embargo, un 57% de los inmigrantes expulsados del país por ICE a través del CAP "no son criminales", agrega el estudio.

En el condado de Travis, la mayoría de los inmigrantes sometidos a la retención fueron detenidos por un delito menor, afirma Guttin, "y esos prisioneros permanecen encarcelados durante períodos más largos que la población general de los penales".

"Creo que es alarmante que la gente atrapada en esto sean personas que no tienen un récord criminal", dijo a BBC Mundo Michelle Waslin, analista política del IPC.

Waslin señaló que el estudio de Texas "ofrece un ejemplo de la vida real de cómo está funcionando el sistema en una verdadera comunidad estadounidense".

La analista en temas de inmigración resaltó la necesidad de que ICE ofrezca mayor información sobre el programa CAP para poder determinar si además "se están utilizando perfiles raciales y si es así tenemos que enfrentar ese problema".

Faceta clave

En respuesta al informe, ICE aseguró a BBC Mundo que ese servicio está "comprometido con una efectiva aplicación de las leyes migratorias que se concentre primeramente en nuestros inmigrantes criminales que representan una amenaza a nuestras comunidades".

La portavoz de ICE, Virginia Kice afirmó que el programa CAP "es una faceta clave de nuestro esfuerzo por identificar y expulsar de Estados Unidos a los extranjeros criminales".

Kice agregó que en los primeros cuatro meses del año fiscal 2010, "el programa ha identificado más de 70.000 extranjeros que ya están presentes en las cárceles y prisiones de nuestra nación".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.