Irán captura a "extremista" sunita

Irán capturó al líder del grupo extremista sunita iraní Jundalá ("Soldados de Dios"), Abdelmalik Rigi, según informó la televisión de ese país.

Image caption El líder, al ser capturado (imagen de TV).

El canal al-Alam anunció que Rigi había sido capturado en el este de Irán.

Las autoridades iraníes buscaban a Rigi por varios ataques mortales en la conflictiva provincia de Sistán Baluchistán, fronteriza con Pakistán y Afganistán.

Entre ellos el atentado de octubre pasado, en el que un atacante suicida detonó una bomba y mató a 42 personas, incluyendo a seis jefes de la Guardia Revolucionaria.

La agencia de noticias Fars cita al ministro de Inteligencia de Irán diciendo que se arrestó al "líder de Jundalá y a otros dos miembros del grupo".

Sospechas

La agencia oficial Irna, por su parte, informó que en los momentos previos a su captura Rigi viajaba en avión a un país árabe vía Pakistán.

Según el canal de televisión estatal en inglés Press TV, Rigi había estado en una base militar estadounidense 24 horas antes de su captura. La emisora señala que Rigi fue detenido en un vuelo con destino a Kirguizistán que había partido de Dubai y que luego fue trasladado a Irán.

La señal agrega que Estados Unidos le había dado al militante un pasaporte afgano.

Jundalá fue fundado en 2002 para defender a la minoría baluchi en esa provincia pobre, remota y sin ley del sudeste iraní.

Como explica el especialista en Irán de la BBC, Jon Leyne, la nación islámica acusa a Estados Unidos y al Reino Unido de apoyar a Jundalá, algo que ambos países niegan.

"Discriminación"

Abdelmalik Rigi ha dicho que el grupo no busca separarse de Irán pero que la violencia es necesaria para llamar la atención sobre el problema de la discriminación que sufren los baluchis.

Los baluchis de Irán se consideran una nación sin Estado. En Irán, país predominantemente chiita, se sienten discriminados por ser musulmanes sunitas.

El líder capturado también ha negado tener vínculos con potencias extranjeras.

En el pasado, el grupo militante sunita utilizó a Pakistán como base, por lo que Irán ha criticado al vecino país por dejarle operar desde su territorio.

También se ha vinculado a Jundalá con Arabia Saudita y con grupos insurgentes como el Talibán y al-Qaeda.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.