Acusan a militares turcos de planear golpe

El almirante retirado Ozer Karabulut arriba a un tribunal en Estanbul 23/02/10
Image caption El almirante Ozer Karabulut está entre los acusados de conspirar contra el gobierno.

Un tribunal de Turquía acusó a siete militares de alto rango de conspirar para derrocar al gobierno.

Cuatro de los detenidos son almirantes y uno es general. Éstos se encuentran entre cincuenta militares, en servicio activo y en retiro, que fueron arrestados a comienzos de la semana.

La situación se está convirtiendo en una prueba crítica de la autoridad del gobierno sobre los militares.

Nunca antes se había sometido a una corte civil a tantos oficiales de alto rango acusados de conspiración.

Este grupo de siete está acusado de planificar desde ataques a mezquitas a provocaciones a la fuerza aérea griega.

Los oficiales de mayor rango -incluyendo comandantes del ejército, la marina y la fuerza aérea- aún continúan siendo interrogados.

Relaciones tensas

Las relaciones entre la institución militar turca y el primer ministro Recep Tayyip Erdogan han sido de constante tensión.

"Los militares creen que el partido que llegó al poder en 2002, el AKP, tiene una agenda oculta para socavar el sistema secular del país", señala Roger Hardy, analista de Medio Oriente de la BBC.

"El AKP, por su parte, ve al ejército como un obstáculo en el camino de reformas democráticas esenciales en el intento turco de integrarse a la Unión Europea".

Con los arrestos, las tensiones escalan a un nuevo nivel.

Según Hardy, "lo que se plantea es la cuestión central de si es posible una cohabitación pacífica entre el incondicionalmente secular ejército y un partido gobernante con raíces islámicas".

Las encuestas de opinión de manera rutinaria confirman que en un país donde los políticos son ampliamente vistos como corruptos, en busca siempre de su propio interés, las fuerzas armadas son la institución que más confianza inspira en Turquía.

El ejército ha intervenido para derrocar gobiernos electos cuatro veces desde 1960.

Erdogan ha ganado elogios en el país y en el extranjero por una serie de reformas políticas y económicas de largo aliento diseñadas para asegurar el ingreso de Turquía a la Unión Europea.

Parte de esos procesos de reforma involucra esfuerzos para mantener a los militares en los cuarteles y fuera de la política.

"Aún asidos a su papel tradicional de guardianes de la nación, pero conscientes de que la ola de la historia se está moviendo contra ellos, el ejército turco se encuentra a sí mismo en una incómoda encrucijada", señala Hardy.

"Conspiraciones"

En semanas recientes, el actual comandante de las fuerzas armadas se quejó amargamente del continuo torrente de denuncias de conspiraciones militares que se basaban en documentos filtrados a la prensa turca.

El comandante insistió en que los golpes de Estado eran cosa del pasado.

Sin embargo, los generales han sido acusados de intervenir más sutilmente en años recientes. Se estima que éstos respaldaron al candidato a presidente de la oposición, en 2007, y luego apoyaron un intento de proscribir al partido gobernante, en 2008.

Los partidos de oposición acusan al gobierno de llevar a cabo múltiples denuncias de conspiraciones golpistas para hostilizar a sus adversarios.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.