India y Pakistán quieren hacer las paces

India y Pakistán, las dos grandes potencias nucleares del sur de Asia, iniciaron este jueves sus primeras conversaciones bilaterales de alto nivel desde los devastadores atentados de Bombay que dejaron un saldo de más de 165 muertos.

Image caption Es la primera vez que dialogan desde 2008.

El canciller de India, Nirupama Rao, y su contraparte de Pakistán, Salman Bashir, se encuentran reunidos en Nueva Delhi.

El ataque contra esa ciudad india puso fin al último proceso de reaproximación entre dos países que han vivido enfrentados desde que se independizaron del Reino Unido en 1947.

En la víspera de estas conversaciones ambos países intercambiaron acusaciones tras un incidente en Cachemira, un territorio fronterizo en disputa.

Guardias fronterizos indios señalaron que les dispararon el miércoles desde Pakistán, pero las autoridades en Islamabad desmintieron el incidente que supuestamente ocurrió en la zona de Samba que está bajo control indio.

"Los disparos desde el otro lado de la frontera comenzaron temprano en la mañana. Un guardia de la Fuerza de Seguridad Fronteriza resultó herido", señaló a la agencia Reuters el portavoz de esa fuerza militar india, Vinod Sharma.

Sin embargo el portavoz de la fuerza paramilitar paquistaní de los Rangers, Nadeem Raza, señaló a Reuters que "nuestras tropas no estuvieron involucradas en ningún tiroteo. Puede que tengan algún problema de su lado".

Un diálogo, dos visiones

India al parecer quiere que el diálogo se centre en los ataques perpetrados por militantes con base en Pakistán mientras los paquistaníes prefieren discutir temas como el estatus de Cachemira.

"Pakistán también sospecha de la creciente influencia de India en Afganistán", señaló el corresponsal de la BBC en Nueva Delhi, Anbarasan Ethirajan.

India suspendió abruptamente la anterior ronda de conversaciones de paz con Pakistán, conocida como el diálogo compuesto, poco después del ataque de Bombay.

"Fuentes diplomáticas han señalado que Estados Unidos ha jugado un papel clave en llevar a estos dos rivales reluctantes hacia la mesa de negociaciones una vez más", agregó Ethirajan.

Washington considera que es imperativo que Islamabad reduzca las tensiones con India para que sus fuerzas militares puedan concentrarse más en la lucha contra el Talibán y los militantes de al-Qaeda en la zona fronteriza con Afganistán.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.