Crimen en Dubai: británicos investigan en Israel

Víctimas de robo de identidad
Image caption Los seis británico-israelíes son entrevistados en calidad de testigos.

Policías británicos se encuentran en Israel para investigar el uso de pasaportes falsos del Reino Unido en el asesinato de Mahmoud Al Mabhouh, líder del movimiento palestino militante Hamas, cometido en Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos.

Un portavoz del Servicio Británico Contra el Crimen Organizado, (SOCA, por sus siglas en inglés)confirmó que agentes de ese organismo entrevistarán a seis ciudadanos británico-israelíes cuyas identidades fueron usurpadas por sospechosos del asesinato de Al Mabhouh.

Estas seis personas no son consideradas sospechosas sino se les entrevistará en calidad de testigos, aclaró el vocero.

Los encuentros tendrán lugar en la embajada del Reino Unido, añadió.

Las pesquisas, dijo, se llevan a cabo con el total conocimiento de las autoridades israelíes.

Veintiséis

Al Mabhuh, al que Israel consideraba pieza clave en el contrabando de armas destinadas a la Franja de Gaza, bajo control del movimiento Hamas, fue hallado muerto el 20 de enero en un hotel de Dubai.

Las autoridades de ese emirato acusan al servicio secreto israelí, el Mossad, de estar detrás del crimen.

Sin embargo, Israel no ha confirmado ni desmentido su participación.

La semana pasada, la policía de Dubai dijo haber identificado a 15 nuevos sospechosos lo que eleva la lista a 26.

Para entrar en los Emiratos Árabes Unidos estas personas usaron pasaportes de países como Reino Unido, Francia, Australia, Irlanda y Alemania.

El caso ha generado una polémica internacional y la Unión Europea condenó de manera conjunta el uso de pasaportes falsos del bloque comunitario.

En declaraciones a la BBC, el ministro británico de Relaciones Exteriores, David Miliband aseguró la disposición de "llegar hasta el fondo" de ese caso "muy serio", empeño en el que esperaba la total colaboración de Tel Aviv.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.