EE.UU.: un voto decide la suerte de miles

Senador Jim Bunning (Cortesia: Página del Senado de EE.UU.)
Image caption Bunning bloqueó el proyecto de ley que afecta a miles de trabajadores.

Aproximadamente dos mil trabajadores que estaban siendo empleados en la construcción de importantes obras públicas en todo Estados Unidos fueron enviados de vuelta a sus casas cuando llegaron a trabajar, debido a que un senador impidió la aprobación de un proyecto de ley que permite extender el pago para la realización de planes gubernamentales.

Pero no se trata sólo del sector construcción, pues desempleados, doctores e incluso televidentes en las áreas rurales también pueden resultar afectados, informó Mark Mardell, jefe de corresponsales de la BBC en Estados Unidos.

Los dos mil obreros trabajaban en proyectos viales ubicados en 42 sitios diferentes en Estados Unidos y fueron enviados a sus hogares sin ningún tipo de pago.

La construcción se interrumpió en obras públicas tan variadas como un importante puente entre Virginia y Washington DC, una redoma en las Islas Vírgenes y la entrada a un parque nacional en California, agregó Mardell.

Todo esto debido a las objeciones de un solo congresista que rompió el consenso unánime requerido en el senado para extender planes sociales y obras públicas. Se trata del senador por el estado de Kentucky Jim Bunning, un republicano de 78 años de edad y ex jugador de béisbol.

Bunning por sí solo ha bloqueado reiteradamente un proyecto de ley por US$10.000 millones que hubiera extendido los pagos de beneficios sociales hasta el mes de marzo.

Más afectados

Mark Mardell indicó que el senador sostiene que no quiere contribuir al inmenso déficit del país y agrega que los demócratas no han explicado cómo van a pagar por todos estos proyectos.

Los recursos financieros para los doctores que trabajan en programas dirigidos a los pobres, las prestaciones por desempleo para un millón de personas así como los pagos de la televisión por cable en el interior del país también se verán afectados.

Bunning utilizó tácticas de procedimiento legislativo para retrasar el proyecto de ley.

Los colegas republicanos de Bunning podrían estar de acuerdo con su posición,l pero ninguno ha respaldado públicamente al senador, que se retirará en noviembre.

Los demócratas han condenado la actitud de Bunning por hacer sufrir a los estadounidenses, pero ahora se agrega a su argumento que la paralización política en Washington es culpa de los republicanos y sus juegos políticos.

Muy posiblemente el Senado buscará una forma de salirle al paso al bloqueo de Bunning pero hacerlo tomará tiempo, indicó Mark Mardell.

Una nueva votación sobre el tema no se realizará probablemente hasta la próxima semana.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.