Palestinos lanzan piedras a policía israelí

Al menos 25 personas resultaron heridas en Jerusalén en choques entre palestinos musulmanes y policías israelíes en las cercanías de la mezquita de al-Aqsa, el tercer sitio más sagrado en el Islam.

Image caption La policía israelí reprimió a manifestantes durante las plegarias del viernes en la mezquita de al-Aqsa.

La mezquita se encuentra ubicada en un lugar también considerado importante para el judaísmo por su pasado como templo en la era bíblica.

"La policía lanzó gases lacrimógenos y granadas acústicas mientras alrededor de 300 jóvenes musulmanes lanzaban piedras", señaló el corresponsal de la BBC en Jerusalén, Don Donnison.

"Los hospitales locales informaron de al menos 25 manifestantes heridos. La policía israelí dijo que varios de sus efectivos resultaron heridos", agregó.

Israel responsabilizó a Hamas, el movimiento islámico que gobierna la Franja de Gaza, por algunos de los disturbios del viernes.

Lea: No cesan protestas por sitios sagrados

Malestar por sitios sagrados

Hay malestar por la intención israelí de incluir la mezquita de Ibrahimi, ubicada en Hebrón y conocida por los israelíes como la Tumba de los Patriarcas y la Tumba de Raquel, en la lista del patrimonio nacional israelí pese a que se encuentran en Cisjordania en territorio ocupado.

Image caption Las tensiones se han elevado antes del relanzamiento de negociaciones.

También se registraron incidentes en Hebrón, donde musulmanes y judíos oran en diferentes partes de la mezquita.

"Muchos palestinos ven la decisión israelí como una provocación. Ha habido llamados de algunos líderes musulmanes para que se incrementen las protestas, pero por ahora se mantienen dentro de una escala relativamente reducida y se han limitado a los apedreamientos llevados a cabo mayormente por adolescentes palestinos", según Donnison.

El enviado de Estados Unidos George Mitchell visitará el domingo al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, para intentar reanudar el diálogo de paz con los palestinos.

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, dijo que Israel estaba incitando a una "guerra de religiones".

Un asesor de Abbas señaló que eso podría restarle apoyo a la iniciativa de diálogo, en la que se prevén cuatro meses de conversaciones, según la agencia Efe.

Lea: "Israel nunca dejará los asentamientos"

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.