Última actualización: viernes, 5 de marzo de 2010 - 14:00 GMT

Brown: "fue correcto" ir a la guerra en Irak

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El primer ministro británico, Gordon Brown, defendió la decisión de Londres de ir a la guerra en Irak en 2003, al comparecer ante la comisión independiente que investiga el papel del Reino Unido en ese conflicto.

En su intervención, Brown -quien entonces era ministro de Finanzas del gobierno laborista de Tony Blair- aseguró que este último siempre le suministró toda la información pertinente y que ir a la guerra "fue la decisión correcta por las razones correctas".

Según dijo "nadie quiere la guerra, nadie quiere ver gente inocente morir, nadie quiere que los soldados arriesguen sus vidas".

Brown añadió ante la llamada Comisión Chilcott: "Nadie toma una decisión así si no es en la más grave de las circunstancias y con la completa seguridad de que se trata de la decisión correcta".

Explicó además que "apoyamos la invasión en el último minuto cuando nos dimos cuenta de que no había ninguna opción diplomática. Había llegado a un punto en el que considerábamos que las sanciones de la comunidad internacional no iban a funcionar".

clic Brown también da explicaciones sobre Irak

Financiamiento

El primer ministro británico, Gordon Brown

Brown aseguró que ir a la guerra fue "la decisión correcta por las razones correctas".

En sus palabras, "nunca me han negado información, pero mi papel no era intervenir" sino asegurar que el gobierno "dispusiera de todos los recursos necesarios" para poder financiar la participación en la guerra.

Brown ha sido objeto de censura por no haber destinado fondos suficientes a las Fuerzas Armadas, según sus críticos.

Por esta razón, muchos soldados habrían ido al campo de batalla con el equipamiento inadecuado.

Pero el primer ministro insistió en que "hicimos un buen trabajo sobre los costos" de la guerra.

"El Ministerio (de Finanzas) no iba a interferir en ninguna de las decisiones militares que se acababan de hacer y no íbamos a poner ninguna barrera económica", aseguró.

Correspondencia

El jefe de gobierno aseveró que "nunca tuvo acceso a la correspondencia privada que mantuvieron Tony Blair y el entonces presidente estadounidense, George W. Bush".

El periodista de la BBC Rob Broomby explica que de ese modo Brown trató de desvincularse de acusaciones de que Blair habría prometido a Bush en una carta que contaría con el apoyo británico en caso de que Washington decidiera iniciar una guerra en Irak.

Al igual que ahora lo hace Brown, en enero pasado su antecesor Blair testificó ante la Comisión Chilcott y dijo no estar arrepentido de haber invadido Irak y que tras el derrocamiento del ex mandatario iraquí Saddam Hussein el mundo es un lugar "más seguro".

clic Blair: responsabilidad, pero no arrepentimiento

En principio, la comparecencia de Brown estaba programada para después de las elecciones generales que se espera tengan lugar en los primeros días de mayo, pero su testimonio antes el panel se terminó adelantando por presiones políticas y mediáticas.

Las conclusiones de la comisión independiente no se conocerán hasta finales de este año.


BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.