Reino Unido: asesinato atroz vuelve a crear polémica

Jon Veneables
Image caption Venables salió en libertad condicional en 2001. Le dieron una identidad falsa.

La noticia de que uno de los asesinos de James Bulger -el niño de dos años que en 1993 fue secuestrado y torturado- perdió su libertad condicional encendió debates en el Reino Unido sobre si es posible rehabilitar a ciertos tipos de criminales y si debe respetárseles el anonimato.

Jon Venables cometió el crimen junto a Robert Thompson cuando los dos tenían 10 años. Se llevaron al pequeño Bulger de un centro comercial de la ciudad de Liverpool, y en un sitio apartado lo torturaron y lo golpearon hasta la muerte.

El asesinato de Bulger no sólo conmocionó a la sociedad británica a principios de los '90, sino que la noticia dio la vuelta al mundo. Venables y Thompson se convirtieron en los criminales más jóvenes procesados en Gran Bretaña.

Los niños asesinos, condenados a cadena perpetua, estuvieron ocho años en una prisión de menores hasta que en 2001 una Junta de Libertad Provisional decidió liberarlos en "licencia por vida" y con nuevas identidades.

Usted ¿qué opina? ¿Cómo se puede rehabilitar a un criminal?

Durante los últimos nueve años han estado en el anonimato bajo la constante supervisión de funcionarios judiciales atentos a que no cometan algún crimen o dieran indicios de que no hayan sido rehabilitados. Hasta ahora.

Uno de los asesinos, Jon Venables, ha vuelto a los titulares después de que el gobierno británico informara que regresaría a la cárcel por enfrentarse a "acusaciones extremadamente serias", según el secretario de Justicia Jack Straw.

Si bien Straw ha dejado claro que Venables aún no ha sido acusado formalmente de nada, tampoco ha querido dar detalles de las razones por las cuales se decidió retirarle la libertad condicional.

"Todos tememos que una revelación prematura de la información podría minar la integridad del proceso de justicia criminal, que incluye la investigación y el posible proceso a individuos", dijo.

Debate abierto

Image caption James Bulger fue secuestrado y asesinado en un centro comercial cuando tenía dos años.

Sin embargo, estas explicaciones no han calmado a una sociedad británica que cuestiona la forma en que la justicia británica maneja serios casos de abusos a menores.

"El caso Bulger ha inspirado emociones fuertes todos estos años, pero la edad de los asesinos significó que (la justicia) tenía que darles la oportunidad de construir nuevas vidas", explicó el analista de la BBC en asuntos británicos Rob Broomy.

"Ese fino trabajo, un compromiso nada fácil entre la justicia y la compasión, es lo que se está desenredando ahora" y, según Broomy, genera grandes preguntas sobre los programas de reinserción.

La posición de la justicia británica de mantener en secreto los detalles del caso "por el interés público" contrasta con la opinión de la madre de James Bulger, Denise Fergus, quien le exigió a Venables abandonar su derecho al anonimato si los motivos por lo que ha perdido su libertad tienen que ver con algún crimen.

Fergus asegura que estaba "preparada a esperar" por los detalles de cómo Veneables perdió su licencia. "No quiero predisponer un juicio, pero tengo el derecho a saber (la verdad)".

La madre de Bulger tiene previsto entrevistarse con Straw en los próximos días para lo cual ha preparado un cuestionario.

No obstante, se prevé que el Secretario de Justicia revele más detalles del caso en las próximas horas.

Todo esto en medio del enfebrecimiento de la prensa populista y los tabloides, que han publicado toda clase de especulaciones sobre los motivos por los que Terry Venables volvió a la cárcel 17 años después de cometer el crimen.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.