EE.UU. condena planes israelíes de ampliar asentamientos

Joe Biden (izq.) y Benjamin Netanyahu
Image caption Biden es la más alta autoridad del gobierno de Obama que visita Medio Oriente.

El gobierno de Estados Unidos condenó este martes los planes de Israel de construir 1.600 nuevas viviendas en asentamientos de Jerusalén Oriental.

La noticia de la edificación de las nuevas viviendas se conoció durante el segundo día de la visita que el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, está realizando a Medio Oriente.

Biden emitió un comunicado en el que aseguró que la iniciativa anunciada por el gobierno de Benjamín Netanyahu "va contra las conversaciones constructivas" que está manteniendo para promover la paz entre israelíes y palestinos.

"La sustancia y el momento del anuncio, particularmente con el lanzamiento de conversaciones de proximidad, es precisamente el tipo de paso que socava la confianza que necesitamos justo ahora", aseguró.

"Debemos crear una atmósfera que apoye las negociaciones, no que las complique", dijo.

Por su parte, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) reaccionó airadamente a la noticia de la construcción de nuevas viviendas judías.

El portavoz de la ANP, Nabil Abu Rudeina, afirmó que "la decisión de Israel destruirá las conversaciones indirectas", anunciadas el lunes por el mediador estadounidense George Mitchell.

"La decisión de construir en Jerusalén Oriental significa que los esfuerzos de EE.UU. fracasaron incluso antes del inicio de las negociaciones", declaró Rudeina, según informó la agencia AFP.

Este domingo los palestinos aceptaron llevar a cabo durante un periodo limitado de cuatro meses discusiones indirectas con Israel con la mediación de George Mitchell.

Lea: Palestinos respaldan contactos indirectos

Territorio ocupado

El estatus de Jerusalén -donde viven unos 450.000 judíos y 230.000 palestinos- es uno de los aspectos cruciales del conflicto entre israelíes y palestinos.

Image caption El estatus de Jerusalén es uno de los aspectos cruciales del conflicto entre israelíes y palestinos.

Israel considera Jerusalén como su capital "eterna e indivisible" y los palestinos reclaman que el sector oriental de la ciudad -de mayoría árabe- sea la capital de su futuro Estado.

La comunidad internacional contempla Jerusalén Oriental -anexada por Israel en 1967 tras la Guerra de los Seis Días- como un territorio ocupado, por lo que la construcción de viviendas es ilegal.

Antes de conocerse la decisión del gobierno israelí de permitir la ampliación de la colonia de Ramat Shlomo, Joe Biden se había reunido con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Tras ese encuentro Biden aseguró que existe una "oportunidad real" para la paz entre palestinos y israelíes.

El vicepresidente estadounidense se felicitó por el hecho de que las dos partes hayan aceptado llevar a cabo conversaciones indirectas y aseguró que su país apoyará a aquellos "que tomen riesgos por la paz".

También dijo esperar que las conversaciones indirectas lleven a conversaciones directas, a través de las cuales se pueda "alcanzar una solución de dos Estados".

En una rueda conjunta con Netanyahu, Biden también afirmó que Washington está absolutamente comprometido con la seguridad de Israel y dispuesto a impedir que Irán desarrolle armas nucleares.

Lea: Irán se toma la agenda de paz en M. Oriente

Mal momento

Según señaló el editor de la BBC para Medio Oriente, Jeremy Bowen, la visita de Joe Biden se produce en un momento de aprensión y pesimismo sobre las posibilidades que podrían brindar nuevas negociaciones de paz en la región.

Image caption Joe Biden visitará el miércoles Ramala para conversar con el presidente de la ANP, Mahmoud Abbas.

"El hecho de que las negociaciones indirectas sean presentadas como un logro, es una señal de lo mal que están las cosas", indicó Bowen.

Los palestinos se niegan a mantener conversaciones de paz directas con Israel hasta que Tel Aviv detenga la construcción de asentamientos.

Cerca de medio millón de judíos viven en más de 100 asentamientos construidos en territorios ocupados de Cisjordania y Jerusalén Oriental.

Pese a que a finales del pasado año Israel anunció su intención de congelar por 10 meses la construcción de asentamientos en Cisjordania, este lunes -coincidiendo con la llegada de Biden a la región-, las autoridades israelíes dieron luz verde a la edificación de 112 nuevas viviendas en la colonia cisjordana de Beitar Ilit.

Joe Biden visitará el miércoles Ramala para conversar con el presidente de la ANP, Mahmoud Abbas, y también viajará a Jordania para entrevistarse con el rey Abdalá.

Biden es la más alta autoridad estadounidense que realiza una visita a Israel y a los territorios palestinos desde que Barack Obama asumió la presidencia en enero de 2009.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.