Última actualización: martes, 9 de marzo de 2010 - 16:10 GMT

Israel y Siria: energía nuclear para "fines civiles"

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Un país en el Medio Oriente, con un controvertido programa nuclear, que desea construir una planta con fines civiles. No, no es Irán. Es Israel. Y Siria.

Este martes, en París, el ministro de infraestructura de Israel, Uzi Landau, anunció las intenciones de su país de construir una planta nuclear con fines civiles.

El anuncio lo hizo durante una conferencia internacional de energía nuclear, en la que Siria también mostró su interés en desarrollar un programa nuclear civil.

clic Usted ¿qué opina? Israel y Siria nucleares ¿está de acuerdo?

Hablando en la misma conferencia, el vicecanciller sirio, Faysal Mekdad, señaló que la aplicación pacífica de la energía nuclear no debería ser monopolizada por unos pocos.

Planat nuclear de Dimona, en Israel

La planta nuclear de Dimona fue construida con ayuda de Francia en los años 50.

Actualmente, Israel utiliza carbón y gas para producir electricidad.

Según Landau, "construir un reactor nuclear para producir electricidad permitirá a Israel lograr independencia energética. La tecnología nuclear tiene muchas aplicaciones que pueden servir a la meta de paz y cooperación", añadió el vicecanciller.

Programa nuclear

A nivel internacional es un secreto a voces que Israel posee un programa nuclear, aunque jamás lo ha admitido oficialmente. De hecho, aunque es miembro de la Agencia de Energía Atómica de las Naciones Unidas (OIEA), nunca firmó el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares.

Su planta nuclear de Dimona fue construida en los años '50 con la ayuda de Francia. El complejo fue descrito inicialmente como una planta textil, un lugar para realizar investigaciones metalúrgicas y un complejo agrícola. Finalmente, en la década del 60 el primer ministro Ben Gurion dijo que se trataba de una centro de investigaciones nucleares con "fines pacíficos".

Construir un reactor nuclear para producir electricidad permitirá a Israel lograr independencia energética

Uzi Landau, vicecanciller israelí

Sin embargo, todo ha estado rodeado del mayor secreto. Sólo hasta los años 80 se conoció con más detalle el programa nuclear israelí, cuando Mordechai Vanunu, ex trabajador del reactor nuclear de Dimona, le filtró información al periódico inglés Sunday Times. Con base en esto, la mayoría de los expertos estiman que Israel tiene entre 100 y 200 cabezas nucleares.

En mayo de 2008, el ex presidente estadounidense Jimmy Carter aseguró en el Reino Unido que Israel posee al menos 150 armas nucleares.

Irán

El argumento de Irán para su programa nuclear es el mismo de Israel: que es para fines civiles y pacíficos.

Israel, junto con EE.UU., ha sido uno de los países que ha pedido con más vehemencia que se impongan sanciones que obliguen a Teherán a paralizar su controvertido programa nuclear, que según Washington y Tel Aviv, es una fachada para construir armas nucleares.

Precisamente, este martes el tema del programa nuclear iraní se tomó la agenda de la visita del vicepresidente de Estados Unidos al Medio Oriente para impulsar un diálogo de paz indirecto entre palestinos e israelíes.

En una rueda de prensa para hablar sobre las negociaciones, tanto Biden como el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, hablaron del peligro que representa este programa para la región.

clic Lea: Irán se toma la agenda de paz en Medio Oriente

Ayuda extranjera

Israel ya consideró en ocasiones anteriores el uso de energía nuclear, pero las propuestas nunca llegaron lejos.

Reactor nuclear

Francia estaría dispuesta a ayudar a Israel.

Una de las razones es que para construir un reactor nuclear necesitaría ayuda del exterior.

Según analistas, hasta ahora, hubiera sido impensable que otro país ayudara a Israel a desarrollar energía nuclear en estas circunstancias.

Pero ahora parece que Francia -que le ayudó en los años 50- estaría dispuesto a hacerlo.

Un acuerdo nuclear civil entre EE.UU. e India -otro país que no declara armas nucleares-, ha cambiado todo el contexto.

Muchos se preguntan si Israel va a permitir a la Agencia Internacional de Energía Atómica supervisar un proyecto futuro, algo que es casi seguro que el gobierno israelí exigiría si se tratara de otro país.

Pero en su caso, ha declarado, sin ofrecer más detalles, que Israel sólo seguirá las normas relevantes.

Siria

Siguiendo el ejemplo de su vecino, Siria ha expresado también su deseo de desarrollar energía nuclear.

Y en su caso, su historia nuclear también es complicada.

Se sospecha que el edificio que bombas israelíes destruyeron en 2007 era un reactor nuclear que se estaba construyendo, aunque Siria lo niega vehementemente.

Lo poco que se sabe es que Israel y Estados Unidos creían que en el complejo militar, situado en una orilla del río Éufrates, en el este de Siria, se estaba desarrollando un programa nuclear no declarado con la ayuda de Corea del Norte.

El periodista Michael Hersh, en un extenso reportaje publicado en el New Yorker, afirmó que varias fuentes sirias habían admitido que, en esa base militar, sí había varios ciudadanos de Corea del Norte. Sin embargo ninguna le habló de una instalación nuclear. Algunos funcionarios del gobierno de Siria dicen que se estaba construyendo una fábrica de armas químicas y otros que sería una fábrica de misiles de baja tecnología.

clic Lea: Misterio en el desierto sirio

Todavía Siria es considerado por la OIEA como un país que se niega a cooperar completamente con sus investigaciones, por lo que en este caso sería más difícil que la comunidad internacional le diera el visto bueno para iniciar un programa nuclear, aunque sólo fuera con fines civiles.

Según analistas, es posible que un programa nuclear en Siria despierte recelos parecidos en Occidente a los que ha creado el programa iraní.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.