Nigeria: más detenciones por matanza a machetazos

Seguridad cerca de la ciudad de Jos, Nigeria, tras los enfrentamientos
Image caption El jefe de la policía del estado de Plateau admitió que había solicitado refuerzos.

La policía de Nigeria informó que presentará cargos por asesinato contra 49 personas tras el estallido de violencia étnica registrado este fin de semana cerca de la ciudad de Jos -en el centro de Nigeria-, en el cual murieron más de cien personas.

La mayoría de los acusados son musulmanes de la etnia Fulani, indicó a la BBC el portavoz de la policía Mohammed Lerana.

El número de arrestados desde que se registró la matanza ya llega a 200, agregó.

De acuerdo con la policía, 109 personas –que se cree son en su mayoría cristianas- murieron en el incidente. Informes iniciales colocaban la cifra en más de 500.

Lea: Nigeria: matan a centenares a machetazos

Conflicto y control

La violencia en la población de Dogo Nahawa, cerca de Jos, se produjo tras un enfrentamiento religioso en enero y en el que murieron cientos de personas, la mayoría musulmanes.

Tras el incidente de este domingo, la gente en la zona se está organizando para protegerse, afirmó el enviado especial de la BBC a Nigeria, Komla Dumor.

"Si las autoridades no nos pueden proteger, tenemos que protegernos nosotros mismos", dijeron los habitantes a Dumor.

Lea: Claves de la violencia en Nigeria

Jos se encuentra en el central estado de Plateau, entre el norte de Nigeria, un área de mayoría musulmana, y el sur, de mayoría cristiana.

Autoridades aseguraron que tanto la policía como el ejército están patrullando el área para evitar más enfrentamientos.

El jefe de la policía del estado de Plateau, Ikechukwu Aduba, admitió el miércoles que había solicitado refuerzos.

Sin embargo, la presión internacional sobre el gobierno de Nigeria para que ejerza más acciones se ha incrementado.

El presidente interino de Nigeria, Goodluck Jonathan, destituyó al asesor de Seguridad Nacional, Sarki Mukhtar, en aparente respuesta a la matanza.

Cuerpos "chamuscados"

Image caption Más de 100 personas murieron tras el estallido de violencia étnica.

Entretanto, un sobreviviente en Dogo Nahawa le contó a la BBC su experiencia el día de la matanza. Pepi dijo que escuchó el grito de sus vecinos cuando éstos fueron atacados.

"Fui a la casa de mis vecinos. Vi que habían matado a todas las esposas, les habían cortado el cuerpo a machetazos y luego las quemaron. A ella y a los bebés. Mataron a todos los niños" indicó Pepi a la BBC.

Por su parte, Gabriel, el líder de la comunidad, relató cómo su nieta de 5 años había sido descuartizada a machetazos por hombres que hablaban fulani. Los hombres comenzaron a disparar con metralletas para asustar a los residentes.

"Los disparos eran tan fuertes que la gente estaba asustada. Todos corrían atropelladamente, estaban desesperados en medio de la confusión. Nunca habían estado en una situación como ésta, y mientras trataban de huir de las balas recibían machetazos", comentó.

Las raíces de la violencia

Aunque se señala al sectarismo como la causa de los enfrentamientos, existen otros factores subyacentes.

Corresponsales indican que la pobreza y el acceso a recursos como la tierra son la raíz de la violencia.

Sin embargo, también entran en juego divisiones religiosas, étnicas, políticas y económicas, que coinciden y se refuerzan a sí mismas en el área.

Cientos de personas han abandonado sus hogares tras los enfrentamientos, indicó el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Desde 2001, más de 2.000 personas han muerto producto de la violencia entre las comunidades en el estado de Plateau.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.