Crisis por los asentamientos: EE.UU. espera la respuesta de Israel

Hillary Clinton, secretaria de Estado de Estados Unidos
Image caption Clinton conversó con el primer ministro de Israel sobre los asentamientos y ahora espera "respuesta formal".

El gobierno de Estados Unidos dijo estar esperando una respuesta "formal" de Israel tras su decisión de construir 1.600 nuevas viviendas en Jerusalén Oriental, lo que según la Casa Blanca supuso un "insulto" a su gobierno y un gesto "destructivo" para los esfuerzos de paz.

La semana pasada, durante la visita del vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, a Israel, el gobierno israelí anunció la ampliación de los asentamientos, lo que enfureció a Washington y ocasionó un roce diplomático, hasta el punto que el embajador de Israel en Estados Unidos, Michael Oren, afirmó que las relaciones entre los dos países atraviesan una crisis de proporciones históricas.

Incluso algunos analistas calificaron de "fiasco" la visita de Biden, quien intentaba revivir el proceso de paz entre israelíes y palestinos.

Lea: "Crisis histórica" entre Israel y Estados Unidos

El portavoz del Departamento de Estado Philip Crowley aseguró que, cuando el pasado viernes la secretaria Hillary Clinton habló por teléfono con el primer ministro Benjamin Netanyahu, ella pidió una respuesta del gobierno israelí, aunque no dio más detalles sobre "las preocupaciones específicas" de Clinton.

Crowley enfatizó que Israel "es un aliado estratégico de EE.UU. y seguirá siéndolo" y que los roces al respecto de los asentamientos no afectan la agenda bilateral de ambos países.

¿Perdió EE.UU. su influencia en Israel?

Conversaciones de paz

Como explicó el corresponsal de la BBC en Washington Paul Adams, muchos creen que la Casa Blanca busca una declaración formal sobre su voluntad para incluir a Jerusalén en las conversaciones de paz con los palestinos.

Sin embargo, el propio Netanyahu parecía descartar esta posibilidad en una alocución este lunes en el Knesset, el parlamento israelí.

"Ningún gobierno en los últimos 40 años ha limitado la construcción en los barrios de Jerusalén", dijo.

"Construir estos barrios judíos en Jerusalén no hiere a los árabes de Jerusalén Oriental ni les significará ningún costo", aseguró Netanyahu.

Opine: ¿Sirve la mediación de EE.UU. entre israelíes y palestinos?

Los asentamientos son ilegales según las leyes internacionales, aunque Israel defiende su validez y niega que haya de poner límites a su expansión en Jerusalén.

El primer ministro israelí dijo estar comprometido a los esfuerzos de paz en Medio Oriente, y espera que los palestinos no presenten "nuevas condiciones previas" para el diálogo.

Condena de la UE

Mientras, la Unión Europea, que forma parte del llamado Cuarteto de Medio Oriente, condenó la decisión israelí.

En una declaración ante la Liga Árabe en Egipto, la alta representante para política exterior de la UE, Catherine Ashton, dijo que este gesto "ha hecho peligrar el intento de acuerdo para comenzar las conversaciones" de paz.

"La postura de la UE sobre los asentamientos es clara. Son ilegales y constituyen un obstáculo para la paz y amenazan con hacer imposible la solución de los dos estados", aseguró.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.