EE.UU. y Rusia firmarán "pronto" un nuevo pacto nuclear

Hillary Clinton y Sergei Lavrov
Image caption Según Clinton, Rusia y Estados Unidos han trabajado con el fin de mejorar las relaciones bilaterales.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, aseguró que hay un progreso importante en torno a la firma de un pacto de reducción de armas nucleares con Rusia.

"Los resultados de las últimas rondas de negociaciones nos llevan a pensar que pronto alcanzaremos un acuerdo final", indicó en Moscú la secretaria de Estado durante una rueda de prensa junto a su homólogo ruso, Sergei Lavrov.

Ambas naciones intentan firmar un pacto que reemplace el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas de 1991 (START, por sus siglas en inglés), el cual expiró en diciembre pasado.

Por su parte, Lavrov expresó que Moscú y Washington estaban en la etapa final de un nuevo pacto.

Clinton afirmó que durante el año pasado, Estados Unidos y Rusia habían trabajado muy duro para "restaurar" las dañadas relaciones bilaterales.

Estados Unidos dice tener más de 2.000 armas nucleares, mientras se estima que Rusia posee unas 3.000.

Consenso

El corresponsal de la BBC en Moscú, Rupert Wingfield-Hayes, señaló que aunque no se conoce la fecha, es probable que el nuevo documento sea firmado antes de que se lleve a cabo en Estados Unidos una conferencia sobre desarme nuclear prevista para abril.

Las conversaciones entre Clinton y Lavrov también abarcaron el tema del programa nuclear de Irán y la seguridad en Afganistán.

Además, Clinton dijo que Estados Unidos seguía comprometido al relanzamiento de negociaciones entre Israel y los palestinos.

La semana pasada, el presidente Medvedev y su homólogo estadounidense, Barack Obama, sostuvieron una conversación telefónica sobre el pacto de reducción de armas nucleares.

Image caption El tema del sistema antimisiles de EE.UU. en Europa Oriental es un obstáculo para Rusia.

Los dos mandatarios "expresaron satisfacción con el gran nivel de consenso en los puntos básicos" de la negociación del tratado, dijo el Kremlin en un comunicado.

Ambos "resaltaron que ya es posible establecer fechas concretas para entregar un borrador del acuerdo para que sea firmado", añadió el Kremlin sin dar detalles.

Obstáculos

Los dos presidentes iniciaron las conversaciones para reemplazar el START el pasado abril, con miras a tenerlo listo antes del plazo de diciembre.

La medida era parte de una iniciativa de Washington para "reactivar" la relación con Moscú, después de años de fisuras durante el gobierno del ex mandatario George W. Bush.

El histórico pacto START se firmó en 1991 y resultó en una enorme reducción de los arsenales nucleares de ambos países.

Las dos partes han acordado reducir el número de ojivas a entre 1.500 y 1.675 cada una.

Sin embargo, se han presentado desacuerdos sobre los métodos de verificación y cómo contar las armas y los sistemas de lanzamiento.

Otro motivo de discordia es el plan estadounidense de emplazar un sistema de defensa antimisiles en Europa Oriental, afirmó la corresponsal de la BBC en Washington Kim Ghattas.

El presidente Obama declaró que su objetivo es lograr un mundo libre de armas nucleares. Prometió recortar tanto el número como la función de esas armas en el marco de la estrategia de seguridad de Estados Unidos.

Washington será la sede de la próxima cumbre de no proliferación nuclear en abril y a Obama le gustaría tener algo concreto que llevar a la reunión, concluyó la corresponsal de la BBC.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.