Última actualización: jueves, 18 de marzo de 2010 - 19:53 GMT

Obama cancela viaje a Asia ante la posible aprobación de la reforma sanitaria

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Sin dejar nada a la suerte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prefirió cancelar su viaje a Indonesia y Australia -programado para este domingo- y quedarse en Washington para terminar de convencer a los congresistas demócratas indecisos que voten a favor de su reforma sanitaria justo ese día.

"El presidente lamenta mucho haberlo pospuesto (el viaje)", declaró el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs, quien adelantó que la visita a Indonesia se hará en junio próximo.

clic Lea también: Bloque hispano respalda plan de salud

Obama tenía intenciones de que el viaje del 21 al 26 de marzo fuera su primera visita del año a otro país. Además había escogido la región Asia-Pacífico para profundizar las relaciones estadounidenses y contrarrestar la creciente influencia de China.

Gibbs informó que el mandatario estadounidense llamó personalmente al presidente indonesio Susilo Bambang Yudhoyono y que hablará con el primer ministro australiano Kevin Rudd para explicarles el cambio de planes.

La medida se debe a que quedan tres días para que el Congreso vote la reforma sanitaria por la que Barack Obama ha estado haciendo campaña prácticamente desde que asumió el poder en enero de 2009.

"Quiere estar aquí para la historia", explicó la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

De ser aprobado el programa de salud, que tiene un costo estimado de US$940.000 millones para los próximos 10 años, unos 32 millones de estadounidenses sin seguro médico se verían beneficiados.

La Oficina de Presupuestos del Congreso informó que la reforma sanitaria ayudaría a reducir el déficit federal en US$138.000 millones en 10 años.

Mientras que líderes demócratas a favor del plan estiman que en 20 años el déficit se reduciría en US$1,2 billones.

Votos por asegurar

Manifestantes en contra de la reforma sanitaria de Obama.

Para muchos demócratas el voto a favor del plan de salud podría costarles las elecciones en regiones conservadoras.

El corresponsal de BBC Mundo en Washington, Carlos Chirinos, explica que, pese a las expresiones optimistas de los demócratas, la aprobación de la ley no está todavía asegurada.

Fuentes del Congreso estadounidense han dicho a Chirinos que "hay votos que todavía deben ser asegurados", aunque confían que antes del domingo esos representantes todavía poco convencidos se unirán a la mayoría.

Con la oposición absoluta del Partido Republicano, los demócratas necesitan todos los votos de su bancada, incluso los de quienes se consideran más conservadores.

Chirinos explica que de aprobarse la reforma, sería un gran éxito político para Obama, quien ha consagrado su primer año de presidencia a promover la iniciativa.

"Sería aún más valioso este triunfo", dice Chirinos, "si consideramos que a principios de año parecía estar condenada al fracaso, tras la pérdida de la supermayoría demócrata en el Senado".

Pero nuestro corresponsal advierte que también podría ser un revés para algunos congresistas demócratas de regiones más conservadoras del país, quienes podrían verse desplazados por candidatos republicanos en las venideras elecciones parlamentarias de noviembre.

En todo caso el debate sobre la reforma del sistema de salud podría no terminar con la aprobación de la ley, dice Chirinos, porque algunos republicanos han asomado la posibilidad de presentar un recurso por supuesta inconstitucionalidad tanto de la metodología usada para pasar la ley como por su alcance.

Si finalmente la reforma sanitaria es aprobada por todas las instancias, se reestructuraría poco más del 15% de la economía estadounidense en la mayor expansión de la red de seguridad social desde la creación de "Medicare" en 1965, un sistema de salud subsidiada para personas de la tercera edad.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.