Ejecutivos de Rio Tinto admiten haber recibido sobornos

Mina de Rio Tinto
Image caption El juicio se produce en momentos en que varias firmas enfrentan problemas para operar en China.

Ejecutivos del gigante de la minería Rio Tinto admitieron ante un tribunal chino, en la ciudad de Shangai, haber recibido sobornos.

La admisión se produjo en el proceso que se les sigue a cuatro directivos del conglomerado minero anglo-australiano, acusados de corrupción y espionaje industrial.

Todos ellos -tres chinos y un australiano- fueron arrestados en julio de 2009, cuando Rio Tinto negociaba con siderúrgicas chinas para establecer un precio para el mineral ferroso australiano que éstas querían comprar.

Hace sólo unos días, el grupo minero había firmado un acuerdo con Chinalco, de China, para desarrollar un gigantesco yacimiento de mineral ferroso en África Occidental, a pesar de las crecientes tensiones entre Pekín y Canberra.

Lea: China firma acuerdo minero con Rio Tinto

Por eso, el primer ministro de Australia, Kevin Rudd, dijo que su gobierno estaría pendiente del desarrollo del proceso.

Los observadores afirman que el caso -que se lleva adelante a puerta cerrada- será examinado por muchas otras compañías de todo el mundo por la luz que puede arrojar sobre el riesgo que representa para los extranjeros trabajar en China.

Justicia a puerta cerrada

Según el corresponsal de la BBC en China, Damian Grammaticas, sólo se permite la presencia de diplomáticos en el juicio por sobornos.

En lo que respecta al proceso por robo de información comercial secreta, el otro cargo contra los cuatro ejecutivos, ni siquiera los diplomáticos tendrán acceso.

De acuerdo con Grammaticas, la acusación del gobierno chino parece basarse en que la información fue utilizada para hacer subir los precios que China paga por las materias primas requeridas por su economía en expansión.

Rio Tinto insiste en que sus ejecutivos no han hecho nada malo. Para muchas empresas, el asunto es definir qué información puede ser tratada como comercial o políticamente delicada, ya que la ley china no es clara al respecto.

"Siempre hemos sostenido que Rio Tinto y Chinalco podían trabajar conjuntamente en proyectos importantes de beneficio mutuo", había expresado el gerente ejecutivo de la firma anglo-australiana, Tom Albanese, en el momento de firmar el acuerdo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.