Crimen en Dubai: R. Unido manda una señal clara a Israel

David Miliban, canciller británico
Image caption La expulsión manda una clara señal a Israel del enfado del gobierno británico por este caso.

El canciller del Reino Unido, David Miliband, decidió expulsar a un diplomático israelí después de que el Servicio Británico Contra el Crimen Organizado, (SOCA, por sus siglas en inglés) encontró pruebas de que Israel había clonado pasaportes británicos en un caso relacionado con el asesinato en Dubai de un dirigente del grupo palestino Hamas.

El diplomático expulsado no es el embajador israelí, pero la decisión manda una clara señal a Israel del enfado del gobierno británico por este caso.

Todo señala que la persona que será expulsada será el director de la oficina en Londres del Mossad, los servicios secretos israelíes.

Lea: Crimen en Dubai: Reino Unido anuncia expulsión de diplomático israelí

Fuentes diplomáticas indicaron que Londres no tiene pruebas de que el Mossad asesinara al líder de Hamas Mahmoud al-Mabhouh.

Sin embargo, las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos creen que así fue.

La policía de Dubai presentó grabaciones de cámaras de circuito cerrado en las que se veía a un presunto grupo de agentes israelíes, algunos con pelucas o vistiendo ropa de deporte, siguiendo a Al-Mabhouh horas antes de su asesinato.

Este caso ha generado un nuevo roce entre el Reino Unido e Israel, cuando las relaciones entre los dos países no están atravesando por su mejor momento.

Lea: Mossad, ¿los asesinos de Dubai?

Israel se siente molesto por el apoyo británico a la exigencia de una mayor claridad en el etiquetaje de los productos provenientes de asentamientos judíos situados en territorios palestinos ocupados.

Y el pasado año, la ex canciller israelí y actual líder de la oposición, Tzipi Livni, se vio obligada a cancelar a última hora un viaje al Reino Unido después de que se emitiera una orden de arresto en su contra bajo cargos de crímenes de guerra.

Presión

Image caption Mahmoud al-Mabhouh fue asesinado el pasado enero en Dubai.

En todo el mundo, Israel se encuentra presionado por sus aliados.

Estados Unidos, con el apoyo del Reino Unido y otros países, está presionando a Israel para que deje de ampliar los asentamientos judíos en Jerusalén, ya que creen que éstos hacen casi imposible las negociaciones de paz con los palestinos.

Si el Mossad finamente hubiera tenido algo que ver en el asesinato de Al-Mabhouh, no sería la primera vez que el gobierno israelí se ve implicado en un caso similar.

Durante su primer mandato como primer ministro en 1997, Benjamin Netanyahu ordenó el envenenamiento en Jordania de otro miembro de Hamas, Khaled Meshaal.

Ese intento de asesinato se vio frustrado después de que un guardaespaldas de Meshaal capturara a dos de los agentes del Mossad que llevaban a cabo la operación.

Netanyahu fue obligado por un furioso rey Husein a enviar a Jordania el antídoto para el veneno.

También tuvo que liberar al líder de Hamas Sheikh Ahmed Yassin para calmar al rey de jordano, quien había firmado recientemente un tratado de paz con Israel.

Sheikh Yassin fue una espina clavada para Israel hasta que fue asesinado en un ataque aéreo en la Franja de Gaza en 2004.

Mientras, Meshaal sobrevivió y ahora, desde su exilio en Damasco, es uno de los líderes políticos de Hamas.

Su intento de asesinato fue uno de los factores que hizo que el electorado retirara su apoyo a Netantyahyu en las elecciones de 1999.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.