Italia: ganancia para Berlusconi en las elecciones regionales

Silvio Berlusconi
Image caption Berlusconi salió mejor parado de las elecciones de lo que se esperaba.

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, salió victorioso de las elecciones regionales a pesar de los escándalos personales y políticos en los que se ha visto envuelto recientemente.

El Partido del Pueblo de Berlusconi y sus aliados -entre ellos la agrupación antiinmigración Liga del Norte- avanzaron en cuatro regiones, en las que le sacaron ventaja al opositor Partido Democrático, de centro-izquierda.

De las 13 regiones italianas en las que celebraron comicios (de un total de 20), la agrupación de centro-derecha del primer ministro triunfó en un total de seis, cuatro más que en las elecciones anteriores.

En esos cuatro distritos el perdedor fue la centro-izquierda, que se quedó con un total de siete regiones.

Fuentes oficiales afirmaron que la afluencia a las urnas fue baja en comparación con los comicios de hace cinco años. Sólo un 64% de los 41 millones de italianos habilitados para votar pasaron por las urnas, un 8% menos que en las elecciones previas.

Victoria inesperada

Según el corresponsal de la BBC en Roma, Duncan Kennedy, la victoria oficial fue inesperada para Berlusconi, de 73 años, quizás por la cantidad de escándalos políticos y personales en los que se ha visto envuelto el mandatario en los últimos meses.

El más reciente incluye una investigación a uno de sus funcionarios más cercanos por presunta corrupción.

Los resultados de las elecciones pueden justificarse, según explica Kennedy, por el hecho de que la participación de los votantes ha sido la más baja de los últimos 15 años.

Ahora la Liga del Norte probablemente intentará sacar réditos pro su apoyo y tratar de ejercer más influencia en el gobierno de Berlusconi, añade nuestro corresponsal.

Kennedy explica que ese partido podría reclamar más puestos en el gabinete y ejercer más presión en la agenda política para lograr que las regiones del norte de Italia consigan una mayor autonomía.

Si esto ocurriese, Berlusconi podría verse debilitado a la hora de impulsar sus propias reformas.

La gran perdedora

La más decepcionada con los resultados de las elecciones regionales es la centro-izquierda, que esperaba poder sacar ventaja de los continuos escándalos que han salpicado a Berlusconi.

Sin embargo, los resultados electorales la dejaron casi sin presencia en el norte del país y con victorias en regiones cada vez más dispersas entre sí.

Según Kennedy, si bien los comicios no pueden clasificarse como una victoria total para Berlusconi, lo cierto es que el primer ministro tampoco ha sufrido el revés y la humillación que algunos esperaban como un castigo electoral por los escándalos más recientes.

Contra todos los pronósticos, Berlusconi serguirá dominando la política italiana aunque quizás tenga que lidiar con las restricciones que podrían imponerle sus aliados, concluye nuestro corresponsal.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.