Votan contra la burka en Bélgica

Image caption El proyecto de ley belga busca prohibir "toda vestimenta que cubra totalmente, o de manera principal, el rostro.

Bélgica se encamina a convertirse en el primer país de Europa que prohíbe totalmente el uso de la burka islámica en espacios públicos con un proyecto de ley aprobado por una comisión clave del Parlamento.

La propuesta para prohibir que la gente se cubra el rostro en público fue respaldada unánimemente por la comisión de Interior de los diputados belgas, este miércoles, y podría votarse por el pleno de la Cámara en abril.

Mientras Francia aún discute cómo limitar el uso de la burka y Suiza acaba de prohibir nuevos minaretes islámicos, la iniciativa belga es vista como otro síntoma de los recelos que la religión de Mahoma causa en Europa.

Opine: ¿No a la burka en sitios públicos?

En la calle y los parques

El proyecto de ley votado por la comisión de diputados belgas evita aludir explícitamente a la burka, pero nadie duda que su objetivo es erradicar del país esa prenda que cubre a las mujeres de cabeza a pies.

El texto busca prohibir "toda vestimenta que cubra totalmente o de manera principal el rostro", lo que en la práctica supone que la burka o el niqab islámico pasarán a ser ilegales.

La prohibición se establecería en la calle, estadios, parques, escuelas y edificios donde se proveen servicios públicos.

Las autoridades podrían crear excepciones para el carnaval y otras celebraciones.

El texto fue respaldado por los cinco partidos que componen la coalición gobernante en Bélgica.

¿Cómo se aplica?

Pese al respaldo político que reúne, algunos expertos creen que el proyecto de ley belga podría enfrentar dificultades para aplicarse en la práctica.

Louis-Léon Christians, un experto en derecho y religiones de la universidad belga de Lovaina, dijo que la iniciativa puede tener problemas de compatibilidad con la Convención Europea de Derechos Humanos.

Ese convenio para proteger las libertades fundamentales en el continente fue citado, esta semana, por el Consejo de Estado de Francia como un obstáculo para prohibir totalmente la burka en el país.

"Pero incluso si se vota esta ley (en Bélgica) y suponemos que no es discriminatoria entre las religiones y que no atenta contra la vida privada, hay que ver cómo será aplicada", dijo Christians a BBC Mundo.

"¿Habrá que imaginar a la policía verificando quién está más o menos cubierto?", agregó.

"Clima difícil"

Christians consideró que "la precipitación de Bélgica" en aprobar este proyecto de ley "es parte de un clima bastante difícil en Europa" respecto al Islam.

El diputado Denis Ducarme, miembro del Movimiento Reformador de centro derecha que propuso el proyecto, dijo estar “orgulloso de que Bélgica sería el primer país en Europa que se atreve a legislar en este tema sensible”.

La intención del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, de prohibir el uso de la burka en su país, se topó con las advertencias del Consejo de Estado galo sobre las limitaciones legales que tendría una medida de ese tipo.

En un informe entregado este martes al gobierno, el máximo órgano administrativo de Francia indicó que una veda total al uso del velo integral islámico puede chocar con normas locales y europeas contra la discriminación.

El informe sugirió, en cambio, que la burka podría prohibirse en determinados servicios públicos o lugares donde deba verse el rostro de la gente para controlar su identidad o por razones de seguridad.

Sin embargo, en las últimas horas algunos miembros del partido de centro derecha de Sarkozy se manifestaron dispuestos a ir en contra de ese informe.

"La prohibición es total o es incomprensible. El grupo mantiene la idea de que cuando uno pasa un mensaje, lo pasa rápido, claro y no tergiversamos el modo de aplicación", dijo el diputado francés Jean Leonetti, citado por el diario Le Figaro.

"El Consejo de Estado da consejos", sostuvo Patrick Balkany, un diputado próximo a Sarkozy. "No estamos obligados a seguirlos".

¿Usted qué opina?

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.