Obispos suizos piden perdón por abusos sexuales

El presidente de la Conferencia Episcopal suiza, el obispo Norbert Brunner
Image caption Los obispos suizos animan a las víctimas a denunciar a los curas pederastas a la policía.

Los obispos católicos suizos admitieron haber subestimado la importancia de los casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes y pidieron perdón.

La Conferencia Episcopal suiza declaró estar "avergonzada" y sugirió que las víctimas deberían considerar presentar cargos criminales contra los culpables.

Sin embargo, los obispos rechazaron la publicación de una lista de curas culpables de cometer abusos.

Las autoridades están investigando unos 60 casos de abusos actualmente.

En las últimas semanas, líderes de la Iglesia Católica –incluyendo el papa Benedicto XVI– están bajo presión tras algunas críticas por supuestamente haber intentado ocultar estos casos.

Este martes, los obispos italianos defendieron al Papa, afirmando que ha demostrado tener una actitud decidida y abierta al rechazar minimizar este problema.

Lea: cronología de los escándalos

Enfado

La corresponsal de la BBC en Ginebra, Imogen Foulkes, afirma que el escándalo de abusos sexuales ha tocado un nervio en Suiza.

Las noticias de que líderes eclesiásticos sabían de algunos de estos casos y simplemente transfirieron a los curas acusados a otra parte han provocado gran enojo.

Image caption La Iglesia Católica está en la mira de los suizos, un 80% de los cuales quieren un listado de curas culpables.

La conferencia de obispos reconoció esto al afirmar en un comunicado que "los encargados de las diócesis y las órdenes religiosas cometieron errores".

Los obispos hicieron un llamado para que "todos quienes hayan sufrido abusos" acudan a oficinas eclesiásticas que tratan estas quejas y "en caso de necesidad, presenten cargos" a través de la policía.

Pero los obispos rechazaron un llamado del presidente suizo a crear una base de datos de curas pederastas.

"Hemos tenido malas experiencias con esto. Algunos políticos dicen ‘tienen que elaborar un listado’, otros dicen ‘no hagan el listado’. El listado no sirve para nada", afirmó el secretario general de la Conferencia Episcopal, el abad Felix Gmuer.

"El tema es que acabas con información sobre probables o posibles abusadores", añadió.

Optimismo

Los obispos dicen que existe un buen intercambio de información entre las distintas parroquias y que esto podría ser la manera de evitar que se cometan abusos sexuales en el futuro.

Preguntado acerca de cuántos casos han sido denunciados hasta ahora, los obispos reconocieron no estar seguros, un indicio posiblemente de que el flujo de información no está funcionando lo bien que debería, apunta la corresponsal.

Según las encuestas, un 80% de los suizos quieren un listado de curas culpables de haber cometido abusos, mientras que un 90% se opone al celibato en la Iglesia Católica.

Para muchos, las disculpas de los obispos llegan demasiado tarde, añade la corresponsal.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.