Abusos: el Papa guarda silencio en el Jueves Santo

El Papa Benedicto XVI
Image caption Benedicto XVI tiene inmunidad diplomática como jefe de Estado

Con las miradas de todo el mundo puestas en El Vaticano por el escándalo de los abusos a menores por parte de sacerdotes católicos, el papa Benedicto XVI evitó referirse a este tema en las dos misas que ofició con motivo del Jueves Santo.

En una jornada en la que todos los sacerdotes católicos renovaron las promesas de pobreza, castidad y obediencia, el pontífice cargó contra las leyes que permiten el aborto.

"Los católicos no pueden aceptar las injusticias elevadas a derechos por las leyes, como los asesinatos de niños inocentes aún no nacidos", afirmó en la homilía de la Misa Crismal, que marca el comienzo de la celebración más solemne del calendario litúrgico cristiano.

El corresponsal de BBC en Roma, Duncan Kennedy, asegura que en El Vaticano se especula con la posibilidad de que Benedicto XVI aproveche esta significativa semana en la Iglesia Católica para hablar directamente y por primera vez sobre el escándalo.

Por el momento, las únicas declaraciones del Papa en torno a este tema se remontan al 20 de marzo pasado cuando dijo en una carta pastoral sentir "vergüenza y remordimiento" por los abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes y pidió disculpas a las víctimas de ellos en Irlanda.

Opine: ¿qué debe hacer la jerarquía de la Iglesia Católica?

Inmunidad para ser juzgado

Pese a que Benedicto XVI no se refirió en las celebraciones de Semana Santa al tema de los abusos a menores objeto del escándalo, otras voces en El Vaticano aportaron su punto de vista sobre esta la polémica que ha creado una crisis de confianza en torno a la Iglesia Católica.

Incluso el propio Papa ha sido acusado de encubrimiento en el caso de un sacerdote de EE.UU. acusado del abuso de 200 niños sordos, que se remonta a los años 90 cuando era todavía el cardenal Joseph Ratzinger y dirigía la oficina del Vaticano encargada de lidiar con este tipo de casos.

Image caption El cardenal Angelo Bagnasco dijo que "ninguna sombra puede cancelar el buen trabajo de tantísimos sacerdotes"

El jefe del tribunal de El Vaticano, Giuseppe dalla Torre, recordó el jueves el diario El Corriere della Sera que el pontífice no puede ser llamado a testificar en ningún juicio porque tiene inmunidad como jefe de Estado.

La agencia de noticias Reuters recuerda que el Papa "tiene inmunidad diplomática porque más de 170 países, incluido Estados Unidos, tienen relaciones diplomáticas con El Vaticano, al que reconocen como Estado soberano".

Por su parte, el cardenal italiano Angelo Bagnasco defendió que "ninguna sombra puede cancelar el buen trabajo de tantísimos sacerdotes".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.